¡Conéctalos a la diversión de verdad! 5 claves

imaginarium-fw1617_4841
Seguro que estás cansado o cansada de pedir a tus hijos que dejen ese videojuego o que se terminaron los dibujos. Esto que solemos repetir los padres varias veces al día se convierte en uno de nuestros grandes quebraderos de cabeza. Y es que, gestionar el ocio de nuestros pequeños siempre fue un gran desafío, pero ahora se añade una dificultad más que es todo el mundo digital que nos invade.

A ellos, y a nosotros – no nos engañemos-, nos gusta pasar tiempo delante de una pantalla porque es muy atractivo y entretenido. Pero, nuestro reto, lejos de demonizar las pantallas, es ofrecer alternativas a estos momentos en los que los niños están enchufados para equilibrar los momentos de Tablet o móvil con otros que nos permiten sentir la vida real. Aunque esto a veces se convierta en una tarea titánica.

Si queremos que disfruten de los parques en compañía de sus amigos, hagan deporte, devoren los libros o no quieran salir de la piscina, tenemos que ponernos manos a la obra. ¡Pero, no nos agobiemos demasiado! Paso a paso. La tecnología tiene sus beneficios cuando se usa con moderación, así que tenemos que dosificar su uso, y enseñarles y fomentar otras formas de juego que saquen toda su creatividad y les permita estar con otros niños o en familia.

Y estarás pensando… Sí, así suena todo muy bien, pero yo no sé ni por dónde empezar. Sabemos que no es tarea fácil y que a todos os llevará un tiempo adaptaros a este cambio. Ellos al principio tendrán muchas rabietas hasta que descubran todas las aventuras que les esperan. Ya verás cuando descubran su juego favorito, ¡ni se acordarán de la tablet o el móvil! Desde Imaginarium creemos que es importante que redescubran esa otra forma de jugar y dejen volar su imaginación. Para ello, os vamos a dar 5 claves para fomentar otros tipos de juegos que hagan posible que disfruten a tope del mundo real:

desenchúfalos

– Intentar evitar la asociación de momentos concretos del día con el uso de estos dispositivos, como la comida, la merienda o la hora del baño. Si los acostumbramos, por ejemplo, a comer siempre frente la TV o la tablet les estamos dando una buena razón para pedir estos dispositivos siempre que comen. Lo mejor es fomentar la conversación y compartir tiempo con ellos, así haremos que la comida sea un momento divertido y de reunión en familia.

– Ofrecer alternativas al ocio “sin mamá o papá”. Todos sabemos que, a veces, cuando estamos ocupados o cansados es muy cómodo que sean los móviles, la tele o los videojuegos los que los entretengan. Y es que, de vez en cuando los padres necesitamos un respiro para ocuparnos de otra cosa de manera puntual o descansar, y el aliado digital es muy socorrido. Sin embargo, no debemos caer en la tentación más de lo necesario. Para ello, podemos inventar pequeños juegos o manualidades que puedan cumplir esa función, por ejemplo: hacer pulseras con cuentas, pegar pegatinas divertidas, pintar en una pizarra…

– Dosificar el uso de la tecnología en franjas horarias que ellos entiendan. Por ejemplo, la tablet solo se usa después de cenar, o los fines de semana, o el ratito que los papás hacen la cena. Así, les ayudamos a entender claramente cuál es el momento en el que pueden consumir estos dispositivos y, sobre todo, cuando no pueden usarlos.

– Dar ejemplo. Si nosotros estamos constantemente enganchados al móvil, no podemos pedirles a ellos que no recurran a la tecnología siempre que tengan un momento. Así que, aunque nos cueste un poco de esfuerzo, nosotros debemos controlarnos y no usarlos durante las comidas, cuando estamos jugando con ellos, o cuando charlamos.

– Explicar los problemas que puede ocasionar un exceso de uso. Según su edad debemos adaptar estas conversaciones, pero si desde que son bien pequeños se lo explicamos con claridad serán mucho más conscientes y responsables. Porque, francamente, nadie quiere aislarse o no hacer nuevos amigos, no ser tan fuertes corriendo o jugando al aire libre o no aprender cosas nuevas en los libros.

Seguro que tú tienes algún truquillo más que uses con tus hijos, por eso, ¡nos encantaría conocerlos! Si te apetece compartirlo con nosotros, usa el hashtag #Imaginariumdesenchufalos en las redes sociales.

Descubrid juntos todo un mundo lleno de posibilidades para sentir ¡la diversión de verdad!

  comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *