Entradas

Abuelos primerizos

abuelito
Aún te acuerdas, y se te pone un nudo en la garganta. Casi fue una declaración de amor: vas a ser abuela. Te lo contó, como hacía de pequeño, cuando tenía algo muy importante que comunicarte: al oído, en voz muy bajita. Luego os reunió al futuro abuelo y a ti e hizo la ceremonia completa, brindis incluido, y con la futura madre, claro, que solo se mojó los labios. Desde aquel momento, podrías haber escrito un libro con todo lo que te ha pasado por la cabeza. Miedos. Esperanzas. Inquietudes. Certidumbres. Memorias de lo que fue tu embarazo. Con el abuelo habéis preparado en vuestra casa un lugar especial para el futuro miembro de la familia, dispuesto a destronar a todos los príncipes ya existentes, incluso antes de nacer. Habéis ido haciendo acopio de pequeñas y grandes cosas para el bebé, porque queréis disfrutarlo, vosotros también.

Quien tiene un abuelo tiene un tesoro

abuelos
Y ellos dirán: quien tiene un nieto tiene un tesoro. Porque el amor entre ambos, entre los abuelos y las abuelas y los hijos que les dieron los suyos es más que incondicional.

Juegos para tu bebé de 10 a 12 meses

juegos de 10 a 12 meses
En esta fase tu pequeño gateará o se arrastrará con mucha facilidad y se pondrá de pie sujetándose de algún mueble. Incluso es probable que comience a caminar por sí mismo o agarrado de tu mano. Su habilidad manual está mucho más desarrollada y utilizará sus manos y dedos con mayor destreza siendo capaz de sacar y meter objetos de recipientes sencillos. Su inteligencia sigue evolucionando vertiginosamente encontrando objetos escondidos y señalando con el dedo todo lo que llama su atención.Aunque no sepa hablar todavía, sabe dar diferentes tonos a su voz, entiende muchas cosas de las que dices y puede comprender alguna instrucción sencilla. Es posible que ya sepa decir mamá y papá.

Juegos para tu bebé de 13 a 15 meses

juegos-de-13-a-15-meses
¡Ha llegado la etapa de la independencia! Si no lo ha hecho ya, en este trimestre es muy probable que tu peque comience a dar sus primeros pasos solito. La habilidad manual también se ha desarrollado mucho y le encantará encajar objetos, apilarlos, derribarlos…incluso comenzará a hacer sus primeros garabatos. La comunicación contigo es más amplia y cada vez se hace entender mejor aunque sea solo pronunciando alguna sílaba. Ya no reclama tanta atención como antes y puede pasar algunos ratos jugando solo.

Juegos para tu bebé de 16 a 18 meses

juegos-de-16-a-18-meses
Nos aproximamos al año y medio de vida y el niño es cada vez más autónomo. Comienza a querer a hacer las cosas por sí mismo, como vestirse o comer, aunque no tenga la suficiente habilidad para ello. Quiere hacer las cosas como papá y mamá e imitará vuestros actos como forma de aprendizaje. Cada vez utiliza más palabras, pero aún no es capaz de unirlas formando frases aunque sí puede entender órdenes sencillas. A continuación os proponemos unos cuantos juegos para pasar juntos un ratito divertido. Recuerda que su capacidad de atención es muy limitada y pronto querrá dedicarse a otra cosa, pero solo es necesario jugar un ratito cada día para que mejore su atención y capacidad de concentración.

Ideas para regalar al finalizar el curso

fin-de-curso-imaginarium
Por fin, ¡vacaciones! La palabra mágica y ansiada por todos nosotros y, muy especialmente, por nuestros peques. ¿Por qué? Pues porque le dicen adiós a un nuevo curso escolar en el que se han tenido que enfrentar a diferentes retos de aprendizaje. Llega el final, ese último día en el que los pequeños ven reflejados en un trozo papel el resultado de todos sus esfuerzos.

Juegos para tu bebé de 7 a 9 meses

juegos-de-7-a-9-meses
A partir del sexto mes, todos los esfuerzos del bebé irán dirigidos a moverse cada vez con mayor autonomía. Todavía no puede andar, pero aprenderá a sentarse solo y comenzará a arrastrarse o incluso a gatear para llegar a su objetivo. El mundo es mucho más amplio de lo que él veía hasta ahora y quiere explorarlo con infinita curiosidad. La curiosidad es el comienzo de la inteligencia. Además, en esta etapa tu bebé te sorprenderá cada día con todo lo que es capaz de hacer ya que comenzará a resolver pequeños problemas que se le plantean en su día a día y a comprender el funcionamiento de las cosas. Asimismo empezarán los primeros “diálogos” balbuceando e incluso comenzará a hacer gestos para comunicarse contigo.

Juegos para tu bebé de 4 a 6 meses

bebé-risa
Alrededor de los cuatro meses los ojos del bebé están lo suficientemente desarrollados como para percibir el color. Por este motivo los niños demuestran gran interés por los objetos abriendo ante ellos un mundo nuevo donde es interesante investigar. Sus manos van siendo más precisas, son sus herramientas de investigación, mediante la manipulación, podrá identificar los objetos. Cada vez pasará más tiempo jugando con sus manos. El bebé comprende y discrimina entre objetos a través de los juegos con las manos. Por otro lado cada vez se mantiene por más tiempo boca abajo. Continúa colocándolo por momentos para fomentar que se de la vuelta solito y que comience a desplazarse. Ver, tocar, sentir, es la inteligencia sensoriomotora tan importante a tener en cuenta en esta etapa.

Juegos para tu bebé de 0 a 3 meses

BEBÉ-CUNA
En esta etapa los juegos irán dirigidos a estimular los sentidos del bebé, a ayudarle a descubrir el mundo que le rodea y a demostrarle que mamá y papá lo quieren con locura. Puedes inventar infinidad de juegos para sacarle unas risotadas a tu hijo, nosotros te proponemos unos cuantos. Ten en cuenta que la capacidad de atención a esta edad es de unos segundos por lo que tendrás que cambiar de juego varias veces.

Abuelos y nietos, una relación mágica

relación-abuelo-y-nieto
¡Qué afortunados son esos peques que son cuidados por sus abuelos! Vale, es cierto que normalmente recurrimos a los abuelos cuando los papás no podemos estar ahí, pero hay que reconocer que al final tanto nietos como abuelos salen ganando, y es que se crea una relación tan bonita... Para los niños, sus abuelos se convierten en unos de los mejores compañeros de juegos -incluso cuando están cansados- y es bien sabido que a los abuelos les encanta consentir a los nietos.