Entradas

¿Quién dijo que jugar a las cocinitas estaba pasado de moda?

shopping-basket-Imaginarium
Recuerdo cómo, cuando era pequeña, heredé una cocinita de juguete de mi hermano mayor. Era muy rústica, de madera, y con pocos accesorios (probablemente tendría más en origen, pero con el paso de los años se habían ido perdiendo). En mi vida había sido más feliz que jugando con ella durante horas y horas a preparar mis propias recetas, imitando fielmente los platos que veía preparar a mi madre.