Manualidades ContArte

Para que los más pequeños de la casa puedan regalar historias a sus abuelos.

Te echo mucho de menos… Tengo tantas cosas que contarte…

Imaginarium y el estudio creativo CuldeSac se unen en ContArte, una iniciativa que conecta a los niños con sus abuelos mientras dure el estado de alarma.

Durante el mes de mayo crearemos una caja de historias para que así, los abuelos no se pierdan nada de lo que hemos hecho y aprendido durante este tiempo.

Compartiremos en nuestras redes sociales ideas para llenar esa cajita de cariño. Sin duda será el regalo más especial que entregaremos a nuestros abuelos cuando todo esto acabe.

Los ganadores que compartieron sus creaciones con el hastag #ContArteImaginarium en sus RRSS son:

@campanillaportuense

@colodetrapo

@carles_andreu

@shopieculdesac

@araceli.puente75

@vanesancheztw

Fran Serrano

Mamen Monte

Nieves Aldana

¡Enhorabuena a todos! Y gracias por participar y compartir vuestras ¡cajitas de recuerdos!

¡Manos a la obra!

Para poneros con ello lo primero que debéis hacer es encontrar una caja y personalizarla.

Es un paso muy importante, ya que será el lugar donde guardaremos todo lo que vayamos haciendo durante el mes para regalar a los abuelos.

Hay que explicarles a los peques la importancia y el sentido de la caja. Que entiendan el tesoro que vamos a ir creando para guardar dentro.

A la hora de personalizarla: 

Para que ellos entiendan que es un proyecto suyo lo mejor es que escriban su nombre, pueden escribir también el de los abuelos, de esa forma la identificarán como algo propio.

Que la decoren como quieran, ¡tiene que ser muy bonita! No olvidemos que es el gran regalo que luego entregarán a sus abuelos.

Si la caja es de un color llamativo y difícil de pintar, podéis pegar folios y luego plastificarla para hacerla más resistente.

¡Que no cunda el pánico! Con celo también se puede plastificar.

Incluso se pueden pegar pegatinas, flores, lazos… ¡Todo lo que se os ocurra!

No olvidemos que lo importante es todo el cariño que vamos a poner en hacer un regalo tan especial.

¡Confiamos en vuestra imaginación!

Y nos encantará ver vuestras cajas cuando las compartáis con el hastag #ContArteImaginarium

Bote de besos

¿Por qué no guardar todos esos besos que queremos dar a los abuelos en un bote? ¡Estamos convencidas de que el día que lo reciban les emocionará!

Buscad un bote que no utilicéis y decorarlo. Si es de cristal, podéis poner un mensaje en el fondo para que cuando lo abran, además de los besos, se encuentren con otra sorpresa.

Y claro, habrá que tenerlo en un lugar visible para poder ir llenándolo durante todos estos días.

Una flor de papiroflexia

A la abuela le encantan las flores y esta ¡podrá guardarla siempre!

Además con la papiroflexia se mejora la motricidad fina y las habilidades manuales. Probablemente también desarrollaremos la paciencia, todo un reto ¿verdad?

Será única y si le echáis un poco de colonia olerá a vosotros.

Cuadro de nuestras manitas

¡Qué emoción ver como se queda la huella! Podéis hacer la masa en casa con sal, además de divertido, es ¡facilísimo!

A los abuelos les va a encantar tener el recuerdo de esas manitas, que tanto han estado trabajando para hacer una caja de historias para ellos.

Marionetas de calcetín

A los calcetines viejos se les puede dar una segunda vida y ¡qué divertida va a ser!

Darles vida y preparar un pequeño espectáculo de marionetas para asombrarles.

Podéis practicar en casa para que salga súper bien cuando tengáis que hacerlo a los abuelos.

Árbol genealógico

¡Un árbol genealógico hecho por vosotros!

Igual podéis pedir ayuda a los abuelos, llamarles y pedirles que os cuentes las historias de vuestros antepasados.

¡Se llevarán una sorpresa cuando vean que lo habéis dibujado! Además pueden enmarcarlo y tenerlo de decoración para que todo el mundo lo vea.

Collar con macarrones

La abuela tiene muchos collares pero con este estará ¡guapísima!

A los peques además les viene genial para desarrollar la motricidad fina y tan solo necesitáis macarrones, un hilo y pintura para darle vuestro toque personal.

Medidor de altura

Estamos seguras que cuando volvamos a ver a los abuelos se quedarán sorprendidos de todo lo que hemos crecido estos días.

Con un medidor de altura podremos contarles exactamente cuanto y como vamos creciendo.

Escribir una poesía o un cuento

¿Cuántas historias nos han contado los abuelos? ¡Un montón!

Ahora nos toca a nosotros escribir un cuento para ellos. ¡Los cuentos con dibujos nos encantan! A ellos les va a encantar leerlo y ver que las ilustraciones también son vuestras.

Escribimos una carta y se la enviamos.

¿Alguna vez habéis enviado una carta por correo? ¡Es la oportunidad perfecta para hacerlo por primera vez!

Seguramente los abuelos cuando eran jóvenes se comunicaban por carta postal. ¡Qué ilusión abrir el buzón y encontrarse una carta vuestra! Le podéis contar que estáis preparando una sorpresa muy especial para cuando os reencontreis.

Marco de fotos personalizado

¡No habrá lugar mejor para colocar la primera foto que os hagáis cuando os volváis a ver!

Decorarlo como queráis, poner vuestro nombre, pintarlo, pegarle pegatinas… ¡Todo lo que se os ocurra!

Plantamos lentejas

¿Aún no habéis plantado lentejas? ¡Nunca es tarde!

Cuando crezcan podéis secar una de las hojas y plastificarla con celo para regalársela a los abuelos.

Le pedimos que nos cuente un cuento

Esta noche podemos pedirles a ellos que nos cuenten el cuento antes de dormir.

¿A quién le hará más ilusión? ¿A vosotros que os lo cuenten o a ellos contarlo?

¡Contárnoslo en RRSS!

Calendario de cosas que he aprendido

¿Os habéis parado a pensar todo lo que habéis aprendido esta cuarentena?

¡A los abuelos les encantará saberlo!

Pero para que no se nos olvide nada… ¿Por qué no escribirlo? Incluso podemos hacer un ejercicio de memoria y preparar un calendario donde les contemos lo que hemos aprendido cada día.

¡Puede que los sorprendidos al final seáis vosotros mismos!

Pinzas personalizadas

¡Qué pinzas más chulas!

¿Superhéroes, princesas, animales? ¡Todo lo que se os ocurra!

Preparar las pinzas más originales para que se acuerden de vosotros mientras tiendan la ropa.

¡Puede que los sorprendidos al final seáis vosotros mismos!

Recreamos a la familia con plastilina

¡Nos encanta la plastilina!

Pero recrear a toda la familia puede ser una gran reto… ¿qué nos decís?

Creamos un cojín con trozos de ropa que se nos ha quedado pequeña.

Seguro que has crecido un montón durante estos días y hay ropa que se ya se ha quedado pequeña. ¡Pues lo aprovechamos para hacer un cojín a los abuelos!

También podéis coger prendas de cada uno de la casa y crear un cojín de diferentes estampados.

Inventamos un saludo y enseñárselo en la video llamada.

Prepara un saludo especial que solo podéis hacer entre vosotros y enséñaselo a los abuelos cuando hagas video llamada con ellos. Así el día que os veáis ya podréis ponerlo en práctica.

Comecocos con besos y abrazos

¡Un comecocos exclusivo de besos y abrazos!

¡Lo querrán utilizar a todas horas!

Cuadro de dedos

¡Con esta actividad lo pasaremos en grande! Que divertido es poder pintarse la mano entera para que se quede marcada ¿verdad?

¿Sabéis ya cual es el color favorito de los abuelos?

Trozo de pelo

Si toca cortar el pelo uno de estos días, puedes guardar un mechoncito con un lazo para que vean como lo tenías de largo.

Poner nombre a una estrella

¡Qué divertido es mirar las estrellas!

¿Por qué no elegimos una y le ponemos un nombre? Podemos hacer una foto del momento, imprimirla y escribir por detrás la historia de esa estrella.

De esa manera los abuelos cuando lo lean se sentirán participes de vuestro momento, y cuando os veáis podréis buscar juntos la estrella.