¿Qué necesitamos?

  • 300 gr de galletas tipo Oreo
  • 85 gr de queso crema
  • chocolate blanco
  • lo que queramos para decorar (fideos de chocolate, virutas de azúcar…)
  • palitos

Preparación

Estos cake pops son súper fáciles de hacer. Lo primero será triturar bien las galletas y mezclarlas con el queso crema. En el vídeo usamos un robot de cocina, pero se puede usar una picadora para las galletas y luego mezclarlas con el queso directamente con las manos.

Hacemos bolitas, les clavamos los palitos y las metemos unos minutos en la nevera para que cojan consistencia.

A continuación fundiremos el chocolate. El chocolate blanco es un poco más complicado de fundir que el negro o con leche. Nosotros te recomendamos fundirlo al baño María. Te dejamos unos consejos para fundirlo sin que se te estropee: pincha aquí para verlos.

Cubrimos nuestros cake pops con el chocolate fundido, esparciendo por encima lo que queramos para decorar.