Cómo ponerte en forma con tu peque

Con el monociclo Unirider Mountain Buggy puedes salir a correr o a pasear con tu peque mientras se lo pasa pipa, ¡y cuanto más rápido mejor!

Este monociclo lo descubrí en una feria de productos infantiles, me quedé con unas ganas enormes de probarlo y ¡sorpresa! Lo venden en Imaginarium. Esto lo digo porque normalmente en las ferias veo productos chulísimos, súper innovadores, pero luego cuando voy a comprarlos no los encuentro. Así que hemos estado de suerte.

Leyendo las instrucciones he visto que el Unirider Mountain Buggy sirve para niños de hasta 25 kgs. Lo que sería desde los 2 años (cuando los peques se sostienen bien) y hasta los 6 años. Jorge de 8 años ha insistido en sentarse (y confieso que lo ha hecho) pero aunque no pesa 25 kgs. ha costado más empujarle y correr, sin embargo con Valentina que tiene 4 años y pesa 16 kgs. hemos salido disparados. Es divertidísimo.

Si queréis que los peques sean felices y disfruten a tope de su infancia y vosotros con ellos esta es una idea genial. Vais a utilizarlo en vuestros paseos de domingo, pero también para acercarlos al cole o para ir a comprar por las tardes, ahora que hace ya tan buen tiempo. Es fácil de utilizar y más de montar. Yo misma lo hice. Son tres tornillos que sujetan la barra. En casa se desmonta fácil y podéis guardarlo en la caja. El asiento tiene un reposapiés ergonómico integrado a cada lado que los peques utilizan de manera intuitiva y un manillar para que se agarren.

La abuela cuando lo vio me preguntó si tendría suficiente estabilidad para un peque. Estamos muy acostumbrados a las bicis y a los triciclos. Pues sí yaya, le dijo, es un monociclo muy sencillo y tampoco hace falta que vayáis a muchísima velocidad, aunque no os engaño a los niños les encanta correr. No hay ni una foto de las que hicimos en las que no salgamos muriéndonos de risa ¡y borrosas de correr! Os aseguro que con este juguete veréis niños y padres alegres.

Nosotros lo estrenamos en un día festivo muy especial, lo llevamos por todas partes y en calles transitadas de gente. Todos nos miraban. En el coche lo guardamos en los pies de los peques, así está listo para sacar cuando aparcamos en cualquier lugar.

Podéis usarlo con casco si los niños son más pequeñitos y menos estables pero con niños más grandes, si no corréis mucho no pasa nada. Os aseguro que los peques alucinan, los que van montados en él y los que pasan por su lado y lo miran. Ellos van sentados en una rueda y vosotros podéis pasear o salir a correr sin esfuerzo. Tiene una buena maniobrabilidad pero siempre en función del peso del niño. Mirad que a Valentina la ha llevado su hermano de 8 años sin hacer esfuerzo alguno. Si os fijáis en las fotos el reposapiés, tiene dos posiciones, para los más pequeñitos y para ir creciendo a medida que nuestros hijos lo hacen.

Es resistente y duradero. Mide 91 cm. de alto y como os comentaba lo podéis usar hasta los 6 o 7 años en función del peso del niño. Vais a pasar ratos muy divertidos y agradables. Es un juego genial que despertará todos los sentidos de vuestros hijos para disfrutar al aire libre haciendo ejercicio físico que es muy necesario para todos los miembros de la familia. Os lo recomiendo para vuestros peques o para un regalo de cumpleaños. Es un juguete para jugar de verdad y desconectar un rato.

María José Cayuela – www.jugueteseideas.com