¿Qué necesitamos?

  • 2 botellas de plástico
  • tijeras
  • un cordón rojo para hacer el colgador
  • mini pompones
  • purpurina
  • washi tape
  • cuerda
  • cascabeles
  • un trocito de tul rojo

Esto es lo que hemos utilizado nosotros, pero podéis decorar vuestros adornos navideños reciclados con las cositas que más os gusten.

¿Cómo hacemos nuestros adornos navideños?

Lo primero será cortar la parte de abajo de dos botellas, de forma que al unirlas formen la bola de Navidad. Además, haremos unos cortes verticales en los bordes, así podremos encajar ambas partes.

En la parte central de ambas haremos un agujerito. En uno de los agujeros ponemos el cordón que hará de colgador y en el otro una cuerdecita con cascabeles atados, a modo decorativo.

En una de las mitades metemos los mini pompones y la purpurina, aunque podéis elegir los elementos que más os gusten. Encajamos las dos mitades y movemos para repartir la purpurina.

Cubrimos con washi tape la unión entre ambas partes, así decoramos a la vez que las aseguramos para que no se separen 😉

Y para darle el toque final a nuestros adornos navideños caseros nosotros atamos un trocito de tul en la parte superior ¿a que quedan monísimos?

Esperamos que disfrutéis de un ratito divertido en familia con esta manualidad navideña con botellas. 

Productos relacionados

Articulos relacionados