Descubriendo la luna y las estrellas

Regalos originales
En Imaginarium acercamos a nuestros hijos a la ciencia de una manera original y divertida.

La curiosidad es una de las virtudes más bonitas de los más pequeños. Los niños adoran aprender y descubrir todo aquello que les rodea. Y también aquello que no pueden tocar con las manos: el cielo, la luna y las estrellas.

Su imaginación no tiene límites, como el cielo así que, ¿por qué no mostrarles todo su encanto? Estos días hemos podido probar el nuevo telescopio de Imaginarium y ha sido genial poder contemplar la luna llena y las estrellas sobre el mar.

No dejéis pasar la oportunidad de escaparos a algún lugar retirado de las luces de la ciudad. Poder contemplar el cielo, la noche estrellada y una preciosa luna a través del telescopio es una experiencia que encandilará a los peques de la casa.

Gracias al trípode podrás colocarlo en cualquier lugar, para así poder descubrir el esplendor de la noche cómodamente. Es muy ligero y fácil de transportar por lo que los niños podrán encargarse de ello. Ajusta las lentes y sólo tendrás que disfrutar del espectáculo.

Contar con un telescopio en casa te permitirá ver las perseidas o lluvia de estrellas en verano, los cielos de invierno, las diferentes fases de la luna y, quien sabe, quizá tengan la suerte de contemplar algún eclipse lunar 😉

Te animo a hacerles olvidar las pantallas, los ordenadores y el móvil y acercarles a la ciencia a través del juego, de la experiencia y del descubrimiento. En las primeras edades los niños son verdaderas esponjas y adoran aprender jugando, desde mi punto de vista esa es la mejor manera de hacerlo.

Mamá sin complejos

Si te ha gustado nuestro post, no te olvides compartirlo en tus redes sociales 🙂