¿Conoces a Amanda y su casita de madera?

Casa de muñecas de madera
Vuelve a soñar con Amanda y su casa de muñecas de madera.

Mi madre siempre cuenta que cuando era pequeña mi abuelo le hizo una casa de muñecas con luces y una lavadora que funcionaba y todo dándole a una manivela.

Cuenta que estuvo encerrado semanas en un cuarto construyéndola con sus propias manos, sin dejar que nadie entrara y que cuando se la regaló alucinaba.

Han pasado muchos años desde entonces, pero cuando mis hijas vieron la casa de muñecas de Amanda sus ojos se abrieron como platos igualmente.

Con una casa de muñecas gigante los adultos lo primero que pensamos es en si cabrá en casa. A los niños eso les da lo mismo: sólo se mueren de emoción.

Mis hijas iban tocando los muebles con reverencia, buscando cada detalle de su nueva casa de muñecas “¡mamá, mira! ¡Si tocas el espejo se encienden las luces! ¡Y la lavadora gira!”.

Mi sobrino decía “¿Es un castillo, verdad, tía? Yo creo que sí”.

Casa de muñecasCasa de muñecas Imaginarium

Da igual los años que tengas. Tener una casa de muñecas más grande que tú hace que todos nos convirtamos en niños y muramos por jugar con ella a inventarnos historias sin importar la edad que tengamos. Esto es así aquí y en Pekín. Y el sitio… bueno ¡qué diablos!

Casita de muñecas
Casa de muñecas grande

Walewska – Mamis y bebés

Si te ha gustado nuestro post no dudes en compartirlo en tus redes sociales 🙂