Recetas frescas y fáciles para disfrutar del verano

recetas-para-niños
Si durante todo el año la alimentación de nuestros niños es una de las cosas que más nos preocupan, en verano mucho más. Durante la época estival la alimentación de los pequeños puede sufrir cambios, ya que el calor suele influir en su apetito. Además, tenemos que tener muy en cuenta que la actividad física aumenta durante sus vacaciones y que sus rutinas horarias se pueden ver afectadas.

En Imaginarium también nos preocupa ¡y mucho! que nuestros peques coman correctamente durante el verano y, por ello, os vamos a ayudar con cinco recetas muy fresquitas y fáciles que, sin duda alguna, abrirán los estómagos más cerrados:

  • Comenzamos por un clásico, que siempre triunfa, y que a los niños les encanta: la ensalada de pasta. ¿Qué tendrá la pasta que les vuelve locos? Pues bien, en verano, fresquita y con los ingredientes que queráis, vuestros peques no podrán decir que no. En Imaginarium somos muy fan de la siguiente receta: pasta tricolor, aceitunas, taquitos de jamón york y queso, huevo cocido y salsa de mostaza con yogur. ¡Para chuparse los dedos!
  • La siguiente receta os salvará en muchas cenas: sándwich de salmón y piña. Original, fresquito y muy rápido de hacer. Necesitaremos huevo cocido, salmón ahumado, piña en rodajas y, si queremos, podemos añadir rodajas finitas de calabacín y también pepinillos.
  • Vamos ahora a por unos de los platos más típicos del verano español: el gazpacho. Pero, en Imaginarium que somos muy de innovar, os animamos a que probéis el gazpacho de sandía. Creerme, a vuestros peques les encantará (que con los nuestros ya lo hemos probado y el experimento salió de 10). 500gr. de sandía, 500gr. de tomate, un diente de ajo, vinagre, sal y aceite de oliva es todo lo que necesitaremos. Lo batimos hasta que quede en la textura que más nos guste y a enfriar.
  • El aguacate, alimento de moda por excelencia, junto a langostinos y salmón forman una ensalada perfecta que nos servirá tanto para la comida como para la cena. Un plato muy nutritivo con un gran sabor y diferentes texturas y, además, sus ingredientes hacen de esta ensalada un plato muy completo y equilibrado.
  • Por último os presentamos un pastel de queso y verduras que, sin duda alguna, os sorprenderá. Su textura muy suave y esponjosa hacen que sea una manera muy eficaz para que los peques coman verdura y, además, ¡le puedes poner la que tú quieras! y es perfecto para comerlo frío. Lo primero que debemos hacer es cocer la verdura y mientras en un cuenco ponemos 3 huevos, 200gr de queso de untar, 500ml de nata líquida y 200gr. de harina y lo batimos. Una vez mezclado, incorporamos la verdura. Lo metemos en el horno durante 40 minutos y… ¡listo!

¡Buen provecho! 🙂

  comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *