Un piano flexible ¡para llevarnos la música a todas partes!

Nuria, del blog ItMum, nos cuenta la experiencia de su peque con los instrumentos musicales.

Los juguetes musicales son perfectos para explorar sonidos y descubrir nuevas melodías. Este teclado flexible, además, ¡nos lo podemos llevar fuera de casa!

Los juguetes musicales son un clásico en casa. Empezamos por la percusión con un tambor, continuamos con un xilófono, que exigía más precisión en el golpe pero también nos ofrecía más sonidos y melodías, y hemos alcanzado la cima con el Flexi-piano Go Show!, un piano flexible para niños que nos permite hacer música allá donde vayamos.

Cuando tuve a mi hijo, decidí acoplarme a sus necesidades. Observarle, descubrir qué le gustaba, y poner a su alcance aquellos juguetes que se adaptaran a los gustos y necesidades propias de su edad y su desarrollo cognitivo y psicomotor, pero que también le aportaran algo más, que le despertaran los sentidos, función que este teclado para niños de Imaginarium cumple a las mil maravillas.

A los bebés les gusta golpear, hacer ruido, ver el efecto que tienen en su entorno… y ésta es la principal razón por la que los juguetes musicales entraron en casa. Acotar el golpe, el ruido y el juego a un juguete musical ayuda al niño a identificar qué es juego y a reclamarlo cuando quiere distracción o entretenimiento. A mí, además, me sirvieron para evitar que hiciera ruido con cualquier objeto que pudiera alcanzar, romper y lastimarse.

Este piano para niños permite tocar el teclado con 8 tonos y es súper intuitivo a la hora de manejarlo, así que mi hijo, de 20 meses, pasa largos ratos tocando y descubriendo los diferentes sonidos que hacen las teclas del piano, los diferentes sonidos de los instrumentos y cuando se aburre de tocar, pone el modo demo y se pone a bailar!

Nos encanta porque además es un juguete súper manejable y nada pesado, está hecho de una silicona ligera y suave al tacto súper agradable,  y lo puedes llevar en el coche o enrollar y guardar en el bolso. Una función genial de que dispone es que permite el control de volumen, así que podemos llevarlo a cualquier sitio sin miedo a molestar.

Un juguete idóneo para el juego en familia y el juego individual, a veces me sorprende tocando él solito, explorando y descubriendo melodías.

Es uno de sus juguetes favoritos ahora mismo,  y el sentirse responsable de los sonidos y melodías que crea no sólo le divierte sino que le empuja a querer más, tocando a veces con más fuerza, otras veces de manera más delicada o ¡incluso a veces con los pies!

¿Lo mejor? Que este teclado infantil flexible es capaz de seguirle el ritmo.

¡Y que el ritmo no pare!

A tus peques, ¿les gustan también los juguetes musicales? Comparte en tus redes y cuéntanos cuáles son sus juguetes favoritos 🙂

Nuria – ItMum

Piano flexible