Un futbolín ideal para niños (y no tan niños)

¿Quién no ha deseado alguna vez tener un futbolín? María José Cayuela nos cuenta las experiencias de su familia desde que tienen futbolín en casa.

En casa los días de fiesta huimos de la televisión y los ordenadores. De lunes a viernes no nos queda más remedio que trabajar en ellos pero los fines de semana son para jugar y disfrutar de nuestro tiempo junto a los peques. A mi hijo le encanta el fútbol y, por suerte, no es que le guste verlo en la TV, sino que disfruta chutando una pelota en el parque. De pequeña yo también era así, de hecho jugué en un equipo de chicas hasta los 14 años.

Imaginad qué regalo tener un futbolín de mesa en casa para poder compartir unos goles y partidas uno a uno o dos a dos jugadores. Este juguete es un éxito y os lo recomiendo totalmente si a vuestros peques les gusta el fútbol. Es un juego muy social en el que el niño es parte activa del mismo. Es ideal a partir de 5 años, aunque mi hijo juega con su hermana que aún no ha cumplido los 4. También juega conmigo, con sus abuelos, con su padre, con sus primos (que pasan todos de los 9 años) y el otro día con todos los amigos del colegio que vinieron a casa ¿A quién no le gusta una partida al futbolín? Este juguete no tiene edades.

No lleva patas, así que podéis jugar con él donde queráis. Nosotros lo hacemos cómodamente en la alfombra pero también en la mesa del comedor a la que se adhiere con 4 ventosas incluidas. Se monta fácilmente. Los contadores os ayudarán a contabilizar los goles. Lleva dos bolas para jugar.

Nos gusta tanto que quizás nos lo llevemos algún día a la oficina que seguro que más de uno se relaja entre pantalla y pantallazo. Eso sí, tendrá que dejárnoslo el peque, porque ya es uno de sus juguetes favoritos. ¡A ver quién lo saca ahora de casa! Es un producto ideal para jugar en familia.

María José Cayuela – www.jugueteseideas.com