Juegos para tu bebé de 0 a 3 meses

BEBÉ-CUNA
En esta etapa los juegos irán dirigidos a estimular los sentidos del bebé, a ayudarle a descubrir el mundo que le rodea y a demostrarle que mamá y papá lo quieren con locura. Puedes inventar infinidad de juegos para sacarle unas risotadas a tu hijo, nosotros te proponemos unos cuantos. Ten en cuenta que la capacidad de atención a esta edad es de unos segundos por lo que tendrás que cambiar de juego varias veces.

DE UN LADO A OTRO

¿Qué necesitamos? Un sonajero de colores que llame la atención del bebé como Claki Kiconico.

Tumba a tu bebé boca arriba y coloca el sonajero frente a su carita a unos 25 cm de distancia. Muévelo lentamente de un lado a otro mientras lo haces sonar para que el pequeñín siga con sus ojos el movimiento. No te olvides de hablarle mientras jugáis juntos ¡le encanta oír tu voz!

¡QUÉ SUAVE!

¿Qué necesitamos? KicoNico o Dou-dou Kiconico u otro juguete muy suave.

Pasa el muñeco por la piel del bebé muy despacito para que sienta la suavidad al tacto. Aunque las zonas más sensibles son la barriguita y la espalda, puedes hacerlo por cualquier parte del cuerpo para que vaya percibiendo cómo se siente una misma textura en diferentes partes de su cuerpo.

¡QUE TE PILLO!

¿Qué necesitamos? Un móvil de cuna con muñequitos que cuelguen como Gira-gira.

Pon a tu pequeño boca arriba en la cuna o sobre una mantita. Coloca el móvil a unos 40 ó 50 cm de su carita. Haz que los muñequitos del móvil giren, el bebé moverá sus manitas y pies mientras lo sigue con sus ojitos. Toda su atención se centra en el movimiento sincronizado entre manos-pies-ojos.

ARRIBA ESA CABECITA

¿Qué necesitamos? Una mantita como Play&Comfort Mat Bbfitness y un muñeco o sonajero de colores.

Coloca al bebé boca abajo sobre una mantita y sitúa el muñeco o el sonajero a unos centímetros de él de forma que no lo alcance pero que pueda llegar a hacerlo. Hazlo sonar delante de su carita diciendo: “Mira lo que tengo, ¿quieres cogerlo tú?” y vuélvelo a dejar en el mismo sitio. Verás cómo levanta su cabecita y la mantiene erguida durante unos segundos mirando al juguete. Una vez que el bebé sea capaz de mantener la cabeza erguida durante más tiempo, verás cómo trata de alcanzarlo.

No te preocupes si no lo consigue o ni siquiera alarga el brazo, es normal a esta edad, pero si jugáis más veces al final lo logrará para los 4 ó 5 meses. Cuando lo haga, festeja el logro de tu bebé, se sentirá muy feliz si nota que le apoyas y te alegras de sus avances. Colocar boca abajo al bebé muchas veces al día por breves periodos de tiempo hará que sus músculos de la cabeza y espalda se fortalezcan y que cada día se sienta más feliz estando en esta posición.

AQUÍ ESTOY

¿Qué necesitamos? Un guante marioneta que contenga personajes y colores contrastados como Mano-marionet.

Ponte el guante en la mano y comunícale cuanto le quieres, lo contenta que estás con su llegada. El bebé comprende la intención del mensaje, es importante la voz, el tono pero sobre todo la mirada de amor con la que lo miras. Cierra la mano y muy despacito haz aparecer cada uno de los muñecos que forman los dedos del guante. Puedes ir tocando sus manitas, sus bracitos, acariciando su mejilla le encantará y disfrutará un montón.

¿QUÉ ES ESTO?

¿Qué necesitamos? Un libro con objetos cotidianos muy grandes y de colores contrastados como GLU-GLU OCEAN BOOK .

Elige un libro con colores contrastados y objetos grandotes y, hablándole con suavidad, cuéntale a tu peque lo que son cada uno: “Mira qué perrito más bonito, es como el de los abuelos” o “Mira este sonajero, tú tienes algunos parecidos”. Al bebé lo que más puede gustarle es tu voz suave dedicada solo a él. Tu voz le relaja, le da confianza y al sentirse bien estrecháis vuestro vínculo haciéndolo cada vez más feliz.

  comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *