Fotos de comunión originales con Instax

Con una cámara instantánea podemos hacer unas fotos de comunión súper originales, Walewska, de Mamis y bebés, nos cuenta cómo. Además la Fuji Instax Mini 8 es un regalo perfecto para la primera comunión.

No sé si sólo me pasará a mí, pero cada vez que veo una foto antigua de comunión con niños con cara de circunstancias, pose circunspecta y mirando al infinito pongo los ojos en blanco. Me horrorizan estos retratos, sobre todo porque creo que este estilo de fotografía está tremendamente pasado de moda y hoy podemos aspirar a hacer fotos de comunión originales que resulten mucho más actuales. Para ello una cámara Instax Mini nos puede dar muchísimo juego. Os cuento porqué.

Porque nos ayuda a hacer fotos de comunión originales y divertidas

Os propongo totalmente en serio dejar los estudios de fotografía y salir a la naturaleza o a las calles. Los niños son fotogénicos de por sí pero si los encerramos en un estudio y les hacemos posar una y otra vez acabarán pareciendo de cartón piedra. Es mucho mejor intentar retratarlos de una manera espontánea y natural haciendo lo que más les gusta: jugar. Si somos buenos fotógrafos podemos hacer las fotos nosotros mismos y si no nos fiamos de nuestras capacidades siempre podemos contratar a alguien.

En nuestro caso nos marchamos a un prado con un poco de atrezzo: un mantel, unas botas de agua porque estaba todo embarrado, unas botellitas monas, una cuerda de saltar y un aro. No hace falta mucho más. Si tenemos una Instax Mini podemos llevarla para la sesión de fotos. Estas cámaras son tremendamente fotogénicas y quedan estupendamente en los reportajes. Podemos decirles a los niños que fotografíen cosas que les llamen la atención o simplemente utilizarlo como atrezzo. Las fotos quedarán chulísimas con toda seguridad.

Hagáis donde hagáis las fotos recordad: naturalidad. Las sonrisas que mejor quedan en foto son las que son de verdad.

Porque la podemos usar también el día de la celebración

Y esto vale para todo tipo de celebraciones: podemos usarla para la comunión, pero también para una boda, para un bautizo o un cumpleaños especial. Podemos pedirle a los invitados que se hagan fotos con la Instax Mini y nos las dejen para después montar un álbum, hacernos fotos con ellos y que se las lleven de recuerdo, o incluso colocar una sirga con unas pinzas para que las cuelguen ahí y crear un rincón decorativo. Las posibilidades son infinitas.

En nuestro caso, la comulganta hacía ella las fotos y después las utilizó para hacer scrapbooking. Nos encanta. Tenemos un montón de recursos, celos de washitape, pegatinas, papeles y cosas así de modo que aprovechamos para crear nosotras un álbum. Las fotos quedan muy bonitas sujetas con este tipo de celos de colores cortados sin demasiado cuidado y además podemos escribir en ellas. Para hacerlo necesitaremos algún rotulador indeleble para que no se corra.

Porque la Instax Mini es en sí un regalo de comunión original.

A veces es un poco difícil acertar con los regalos para los niños porque tienen muchas cosas. La cámara Instax Mini es una preciosidad que se vende en varios colores a cada uno más bonito y a los niños les encantará. Es cierto que no es una cosa para usar todos los días, pero para momentos como éstos nos viene genial y da un punto chic a todo. Es un regalo emocional, de los que hace ilusión de verdad recibir y sólo por ver la cara de los niños merece la pena ¡pero es que además como os he contado le podemos sacar más partido del que creemos!

En Imaginarium la podéis encontrar en un pack que incluye la cámara, el accesorio para selfies y un cartucho de 10 fotos. La Instax es una cámara instantánea muy fácil de utilizar: la foto que hacemos se imprime en el momento y es casi como magia porque sale en blanco y poco a poco va apareciendo la imagen. Las primera veces yo hacía el paripé y decía unas palabras mágicas ¡y claro, alucinaban cuando iba apareciendo la imagen gradualmente! ¡Ojo! Agitar las fotos no ayuda nada, es mucho mejor darle calor para que salga antes.

Y si en casa tienes un niño enamorado de la fotografía  tengo una última sugerencia que hacerte: se trata del libro Pequeños grandes fotógrafos de la estupenda Jackie Rueda. Un libro pensado para los niños en el que se abordan los conceptos fotográficos indispensables pero a su nivel, y se proponen juegos y  manualidades para darle vida a las fotos. En casa no sé quién está más fascinada si mi hija o yo misma ¡estamos deseando embarcarnos en algunos de los retos que proponen!

Walewska – Mamis y bebés