Colchonetas hinchables muy molonas

La diversión en verano pasa sí o sí por el agua bien sea en la playa o en la piscina. Y entre las distintas opciones de complementos hay un imprescindible: las colchonetas hinchables.

Con ellas, no habrá manera de sacar a los peques del agua. La diversión de cada baño se multiplica porque les permite refrescarse y no parar de jugar al mismo tiempo. Y, de vez en cuando, pueden descansar de tanto ajetreo acuático. Por eso hoy os quiero hablar de las colchonetas más molonas del verano: Fresh & Fun de Imaginarium.

Eso sí, aviso, Imaginarium no se hace responsable de las peleas por ver quién usa cada colchoneta y por cuánto tiempo… Sabéis a qué me refiero, ¿a que sí? Por suerte para mí, Juan y Jimena prefirieron una cada uno desde el primer momento y no hubo discusión.

Jimena se enamoró de los colores de la colchoneta con forma de helado o de polo. Esta colchoneta de Fresh & Fun es la más grande de la playa. Mide 120 centímetros de largo por 60 de ancho y soporta hasta 25 kilos, así que a mi pequeña aún le queda mucho tiempo de uso.

El hinchable con forma de caja de palomitas es espectacular. Juan lo vio claro desde el principio y disfrutó como el enano que es sobre esta colchoneta de 110 centímetros de largo. El ancho es igual que la otra: 60 cm.

Su manejo es sencillo y, con un inflador, se hinchan muy rápido. Eso sí, tened la precaución de hincharla al máximo para que resulte firme para los niños. Para conservarlas, lo mejor es dejarlas que se sequen bien al sol antes de deshincharlas. Luego, bien dobladas no ocupan demasiado sitio hasta la próxima vez.

Para mí lo mejor de estas colchonetas es su tamaño ya que es perfecto para la altura de los peques. Pueden cogerla solos, se agarran fácilmente y les viene perfecto para meter prácticamente todo el cuerpo.

Eso sí tenéis que tener siempre, siempre, siempre (¿he dicho ya siempre?) presente que los niños deben usarla siempre bajo supervisión de un adulto.

Colchonetas hinchables: recomendaciones de uso

  • Soporta a un solo niño (hasta 25 kg) y debe saber nadar.
  • Como os adelantaba, debe utilizarse en zonas donde el niño haga pie o pueda defenderse solo y siempre bajo la supervisión de una persona adulta.
  • Las colchonetas no evitan el ahogamiento, simplemente proporcionan estabilidad de flotación.
  • En la playa, no debe utilizarse a más de un metro de la orilla ni en días con viento o fuerte corriente.

Su uso está recomendado para niñas y niños de entre 5 y 12 años.

Si respetamos estas normas de seguridad, nuestros hijos podrán disfrutar de toda la diversión de las colchonetas hinchables sin peligro, que al final es lo que queremos. Sobre esto, solo un recordatorio: los niños tienen que llevar los elementos de flotación que necesiten si aún no saben nadar (flotadores, manguitos, corchos…).

Las camisetas y los bañadores tanto de Juan como de Jimena también contribuyen a la seguridad de los niños en la playa, ya que llevan un indicador de exposición solar para ayudarles a aprender cómo protegerse del sol.

Y con esto claro, ¿qué colchoneta para playa elegís: helado o palomitas?

Clara Castro – Saquito de canela