Bolsos de playa a prueba de niños

Las tardes de verano, ya sin cole, son perfectas para ir a la playa y jugar allí hasta la hora de la cena. Nosotros preparamos un kit de playa Waikiki para no perder tiempo cada tarde buscando lo que nos tenemos que llevar y, así, tener más tiempo de diversión.

El año pasado buscando por internet le eché el ojo a un bolso de playa de Imaginarium que tenía una pinta estupenda. La verdad es que ese año ya era un poco tarde y estaba agotado así que este año ¡tenía que hacerme con uno!

Lo principal de este bolso de playa es que es de gran capacidad. Y es que no sé vosotras pero nosotros siemre acabamos yendo a la playa o a la piscina muy cargados así que tener un complemento así es perfecto para llevar menos bultos llevéis.

Por esto este bolso de playa es extraordinario. Atención a las medidas del Summerwaikiki maxisac: 55 cm de anchura, 35 cm de altura y 26 cm de profundidad. ¡Es mucho más grande de lo que parece a simple vista!

Caben fácilmente dos toallas de adulto, las dos de los niños, las botellas de agua de cada uno,  unos snacks, toallitas, ropa de cambio… De verdad que es como el bolso de mary Poppins 😉

Además, que sea transparente permite ver el contenido y no tener que vaciarlo por completo para encontrar el protector solar o la botella del agua. Y la rejilla en la parte inferior está pensada para que caiga la arena y para que la ropa o los utensilios húmedos se sequen.

También tiene un pequeño bolsito con cremallera, redondo y con un estampado muy mono a juego, para controlar lo más importante: las llaves, el dinero… y lo puedes enganchar con un clic para que esté siempre localizado.

La responsabilidad de los niños: los juguetes

Desde pequeños queremos que tengan responsabilidades adecuadas a su edad, así que Juan y Jimena preparan sus mochilas para la playa, también transparentes y con rejilla inferior que deja caer la arena y airea la humedad.

La mochila de playa infantil es muy amplia porque tiene una profundidad de 25 cm, tantos como de ancho, y asas ajustables a la espalda para que le vaya perfecta a cada niño o niña que la lleve. Cada uno mete sus juguetes favoritos además tienen que encargarse de poner su camiseta de protección solar y la crema.

También se reparten el traslado de los juguetes. ¡Imprescindibles, claro!:

– El clásico cubo de playa, con un borde inclinado para que resulte más fácil llenarlo. Sus formas redondeadas lo hacen muy cómodo para los bebés. El material transparente permite ver el contenido y el asa resiste los casi 2 litros que puede contener.

– Una regadera con capacidad para 1,4 litros, recomendada a partir de los 2 años y medio. Su forma muy cerrada evita la pérdida de agua por la boca.

– Moldes para hacer helados de arena que os darán horas y horas de juego. El conjunto se compone de cuatro moldes con forma de cucurucho y una cuchara especial de montar bolas ¡de todos los sabores que podáis imaginar!

¿Qué os ha parecido? ¿Verdad que es el bolso de playa definitivo? Nosotros lo tenemos claro ¡es nuestro must have del verano!

Clara Castro – Saquito de canela

Productos relacionados