¿Qué necesitamos?

  • gelatina neutra
  • 250 ml de agua
  • 250 ml de zumo de manzana (o alguno lo más incoloro posible)
  • colorante alimentario azul
  • una naranja
  • palillos
  • velas de barco para imprimir

*Estas cantidades dan para unos 6 vasitos, podemos modificarlas dependiendo de cuántos queramos servir.

Preparación

Empezaremos preparando la gelatina de acuerdo a las instrucciones del paquete (usaremos la cantidad recomendada para medio litro de agua, ya que vamos a echar 250 ml de agua y 250 ml de zumo). En este caso se trataba de gelatina en láminas, primero había que hidratarlas en agua fría durante un par de minutos y luego disolverlas en agua caliente.

Después añadimos el colorante azul y el zumo, removemos hasta que esté todo disuelto y la gelatina tenga el color que buscamos. La repartimos en los vasitos y los ponemos a enfriar en la nevera hasta que se haya “solidificado”.

Mientras se enfrían podemos imprimir y recortar las velas de nuestros pequeños barcos. Les hacemos una pequeña rajita con un cuchillo en la parte superior e inferior para poder atravesar un palillo que haga de mástil.

Y ya sólo nos faltará cortar rodajas de naranja a modo de barco, pinchar el palillo con la vela y colocarlos en los vasitos de gelatina.