Dedos de bruja

Para preparar estos dedos sangrientos necesitamos:

-Salchichas tipo frankfurt

-Una lámina de hojaldre

-Almendras

-Ketchup

Hacerlos es muy sencillo: cortamos las salchichas del tamaño más o menos de un dedo, envolvemos parte de la salchicha con una tira de hojaldre (dejando el extremo sin envolver). Después las horneamos hasta que el hojaldre esté dorado y ponemos media almendra en el extremo a modo de uña, usando ketchup para “pegarla”. Para decorar podemos salpicar con ketchup nuestros dedos-salchicha para darle un toque sangriento.

Cake-pops de ojos

¿Qué necesitamos?

-Bizcocho

-Crema de queso

-Chocolate blanco

-Perlitas de azúcar plateadas

-Colorante alimentario azul (o del color que queramos hacer la pupila del ojo) y rojo.

Lo primero será desmenuzar el bizcocho y mezclarlo con un poco de crema de queso, hasta que podamos formar las bolitas de bizcocho.

Después hay que derretir el chocolate blanco para cubrir las bolitas. Podéis pincharlas en palitos o ponerlos en una cucharita de plástico.

Una vez que la cobertura de chocolate blanco esté seca, dibujamos el ojo. Para ello mezclaremos un poco del chocolate blanco derretido con el colorante azul y pintaremos en medio de cada cake-pop un círculo, a modo de pupila.

También podéis poner una perlita de azúcar plateada en medio.

Por último con un pincel fino y el colorante rojo pintaremos las venitas del ojo para darle el toque tétrico.