Pegar las latas

Lo primero será coger unas cuantas latas usadas y escoger una superficie donde colocarlas, nosotros hemos elegido un palé. Si queréis podéis pintarlo para que quede más chulo, nosotros hemos pintado las latas y el palé con pintura negra. Seguidamente pegaremos las latas a diferentes alturas con cola termofusible u otro pegamento apto para estas superficies.

Decorar

Una vez están las latas bien pegadas podemos pasar a personalizar nuestro juego. Para ello lo principal es ¡echarle imaginación!

Nosotros hemos hecho unas estrellas con cartulina de purpurina en distintos colores, así pondremos una diferente en cada lata y cada color sumará un número distinto de puntos.

Ya sólo nos falta buscar alguna pelotita que tengamos por casa y ¡a jugar!