La capa

Le haremos la capa con un trozo de lazo rojo: fruncimos uno de los lados, lo quemamos un poquito con un mechero y  aplastamos seguidamente la parte quemada para que se pegue, así conseguiremos la forma triangular de la capa. Después, para poder atarle la capa al chupachups, pegamos al extremo fruncido un trocito de cuerda con cola termofusible (o con otro pegamento resistente).

El antifaz

Por último también le pintaremos un antifaz con rotulador permanente. Dependiendo del color del envoltorio del chupa chup elegiremos un rotulador u otro, nosotros lo hemos dibujado con permanente plateado y luego con negro hemos pintado los agujeritos para los ojos.