Dos semanas antes

Decide la fecha y la ubicación.

Una buena hora es la de la merienda.  Como os podéis imaginar, esta fiesta es ideal para celebrarla en la piscina, en la playa o en el jardín. Eso sí, con un poco de imaginación cualquier espacio puede convertirse en Hawai por una tarde 😉

Reparte las invitaciones.

Cuando tengas claro la lista de invitados, personaliza y reparte las invitaciones surferas, a juego con el resto de imprimibles (banderines, cajitas, etiquetas,…) (descargar).

Piñata.

El momento de la piñata siempre entusiasma a todo el mundo. En este tutorial puedes ver cómo se hace una con forma de abeja, pero le puedes dar la forma que quieras, por ejemplo una tabla de surf.

Uno o dos días antes

¿Qué ponemos de merienda?

Haz una lista de lo que vas a hacer para merendar, así lo tendrás todo listo el día de la fiesta. Sandwiches, galletas y golosinas son una apuesta segura 🙂 Y como no puede faltar el momento de soplar las velas, os proponemos una tarta playera chulísima. Es muy fácil, nosotros hemos preparado un pastel sencillo de manzana y lo hemos decorado en 10 minutos (ver tutorial).

Recorta y personaliza los imprimibles (si los puedes imprimir en cartulina mucho mejor).

El diseño de los imprimibles os puede servir como inspiración para elegir el resto de la decoración.

  • Etiquetas de mesa para los alimentos.
  • Cajitas para poner chuches y snacks.
  • Cartel tamaño A3 donde poner el nombre del cumpleañero, para colgar o para poner sobre la mesa.
  • Etiquetas para las pajitas y para los vasos donde cada invitado puede poner su nombre.
  • Banderines: pon una letra del nombre de tu hijo en cada banderín. Puedes pegarlos a la cuerda con cinta de doble cara o con cola termofusible, o bien hacer un par de agujeros en la parte de arriba de cada banderín para pasar la cuerda.

Decoración DIY

Una idea muy de moda es montar un photocall. Para ello puedes reservar un rinconcito al lado de la mesa de la merienda y decorarlo con todo aquello que te recuerde a Hawai y al surf, seguro que preguntando a amigos conseguís reclutar más cositas de las que te imaginabas. Y una manualidad muy sencilla y que quedará genial es hacer las típicas señales donde podemos indicar hacia donde está el bar, la playa o poner palabras que nos inspiren como “Aloha”.

El día de la fiesta

Prepara la merienda.

La tarta es muy fácil, así que la puedes hacer el mismo día de la fiesta. Después sólo faltará preparar los clásicos sandwiches y servir las chucherías en las cajitas que has recortado.

Decoración de la fiesta

Con un poco de imaginación podemos convertir la clásica mesa con la merienda en un auténtico tiki-bar: flores, flecos, farolillos, sombrillitas de cóctel, alguna tabla de surf… ¿Qué más se os ocurre?

Cuando lleguen los invitados

Lo primero será vestir a los invitados. Para meternos en situación son imprescindibles los collares de flores. Además podemos ponernos pulseras a juego y coronas en la cabeza ¡que no falten las flores!

Para rematar, no pueden faltar unas gafas de sol con colores llamativos ni las típicas falditas de flecos, o bien unos bañadores floreados.