Dos semanas antes

Decide la fecha y la ubicación.

Una vez sepamos la fecha y hora de la fiesta (que no siempre se puede hacer el mismo día que se cumplen los años), habrá que ver dónde lo vamos a montar. Os recomendamos que haya espacio suficiente para que los pequeños roqueros lo puedan dar todo.

Reparte las invitaciones.

Cuando tengas clara la lista de invitados, personaliza y reparte las invitaciones, a juego con el resto de imprimibles roqueros (banderines, cajitas, etiquetas,…) (descargar).

Piñata.

Si tu hijo todavía no está en esa fase en la que ciertas cosas -como las piñatas-, le parecen de “pequeños”, en este tutorial puedes ver cómo se hace una con forma de abeja, pero le puedes dar la forma que quieras.

Uno o dos días antes

¿Qué ponemos de merienda?

No pueden faltar los bocadillos, snacks, galletas, chucherías… Pero si quieres darle un toque original a la merienda te proponemos poner una palomitas de sabores ¡están riquísimas!

Recorta y personaliza los imprimibles (si los puedes imprimir en cartulina mucho mejor).

El diseño de los imprimibles os puede servir como inspiración para elegir el resto de la decoración.

  • Invitaciones.
  • Etiquetas de mesa para los alimentos.
  • Cajitas para poner chuches y snacks.
  • Etiquetas para las pajitas y para los vasos donde cada invitado puede poner su nombre.
  • Etiquetas redondas para personalizar algún vinilo que tengáis por casa y que quedarán genial para decorar.
  • Banderines: pon una letra del nombre de tu hijo en cada banderín. Puedes pegarlos a la cuerda con cinta de doble cara o con cola termofusible, o bien hacer un par de agujeros en la parte de arriba de cada banderín para pasar la cuerda.

Decoración DIY

Si tu hijo y sus amigos son de los que adoran hacerse fotos, no puede faltar un pequeño photocall. Se trata simplemente de preparar un rinconcito y decorarlo con la temática. Nosotros hemos puesto gafas divertidas, micrófonos, instrumentos… ¡todo lo que se te ocurra para conseguir unas fotos chulas servirá!

El día de la fiesta

Prepara la merienda.

No hace falta complicarse mucho para preparar una buena merienda: unos bocadillos de lo que más les guste, zumos, dulces varios, gominolas de diferentes tipos… ¡que un día es un día!

Decoración de la fiesta

Para que los roqueros se metan en situación habrá que ambientar la fiesta como se merece. Para ello puedes recopilar lo que veas por casa que te inspire: todo lo relacionado con la música, calaveras, alguna guirnalda de luces… Nosotros pusimos un piano grande de suelo y fue todo un éxito, tanto para pequeños como para mayores.

Si tienes unos vinilos por casa los puedes personalizar para la ocasión con las etiquetas de nuestros imprimibles (con el nombre del cumpleañero, edad, o lo que se te ocurra) ¡queda genial!

Cuando lleguen los invitados

Lo primero, como en todo gran evento, es pasar por el photocall.

Y si les queda tiempo después de las fotos, la merienda, los cantos (o gritos más bien) y las velas, una buena idea es tener preparada alguna actividad como hacer sus propios tatuajes o pulseras.