El bebé recién nacido

Si acabas de ser mamá o papá, en este post encontrarás toda la información que necesitas sobre el desarrollo de tu bebé recién nacido.

¡Enhorabuena!

Hace muy poquito que acabas de convertirte en papá o mamá, ya estáis en casa con vuestro peque ¡o peques, que lo mismo han sido gemelos! Es una experiencia indescriptible y seguro que estás tan emocionado como preocupado por sus necesidades y cuidados.

Tranquilidad, tener dudas e inquietudes es normal. Por eso, aquí te vamos a explicar cómo es tu bebé mes a mes. Te contamos cómo es en este primer mes de vida, sus capacidades y sus necesidades para que puedas comprenderle un poquito mejor y sobre todo para que podáis disfrutar juntos de este primer mes inolvidable.

Durante las primeras semanas el bebé entra en contacto con el mundo. Sus principales cuidados se focalizan en el cambio de pañal, la lactancia y sus ritmos de sueño.

La mamá tendrá un papel muy importante las 24 horas del día y esto así, de pronto puede ser un poco abrumador, especialmente después del parto. Te sentirás cansada, desanimada y además los cambios hormonales hacen que sufras cambios en el estado de ánimo: ganas de llorar, irritabilidad… Es normal. Pasados unos días suele desaparecer. Piensa que el vínculo materno-filial es fundamental para desarrollarse sano y feliz y que lo vas a hacer genial. Al final del primer mes tendrás el mayor de los regalos: su sonrisa.

Desarrollo físico del bebé recién nacido

Desarrollo físico y motriz

¿Puede ver mi bebé recién nacido?

VISTA

Durante los primeros días mantendrá los ojitos cerrados la mayor parte del tiempo, pero cada vez los irá abriendo durante más rato. El bebé intentará fijar su mirada pero de forma imprecisa.

Si le hablas se girará reaccionando a tu voz. Te reconoce por el sonido.

Sin embargo, solo ve con claridad a una distancia alrededor de los 25cm, en blanco y negro, que es la distancia a la que suele estar mamá cuando lo alimenta dándole el pecho. Reconocerá sombras, y, a partir de las 3 semanas, ya reconocerá la cara de mamá.

Al finalizar el mes será capaz de seguir con la mirada a las personas y objetos que se muevan.

¿Puede oír un bebé recién nacido?  OÍDO

El oído es el primer sentido que desarrollan los bebés. Como lo primero que reconoce es tu voz, y las voces en general, esto para el bebé es una guía en la que se apoya para comenzar esa adaptación al mundo.

Si le hablas con suavidad y calma se sentirá relajado, si oye ruidos fuertes, voces chillonas o gritos se pondrá tenso. Además, lo acompaña de un movimiento reflejo: estira los bracitos, los dedos y los pies.

Parece un susto o que quiere que lo cojamos, pero es un reflejo totalmente normal ante ese estímulo. Reconoce  a mamá perfectamente y es a quien más prestará atención.

Movilidad de un bebé recién nacido MOVILIDAD

Durante el primer mes la capacidad de moverse del bebé es muy limitada. Boca abajo no puede levantar la cabeza, solo al final del mes podrá levantar su nariz un par de centímetros.

Boca arriba lo que sí puede hacer es girar la cabeza hacia la derecha o la izquierda especialmente ante algún estimulo.

Si le acaricias la mano con tu dedo descubrirás que lo agarra cerrando el puño con mucha fuerza, es un reflejo natural que hacen con todo lo que pongas en su mano. ¡Le encantará!

Es importante que sepas que un recién nacido durante los primeros 10 días pierde un poco de peso. Es algo totalmente normal, aunque a veces asusta un poco a los padres, suele recuperarlo rápidamente. También pueden sufrir algunas molestias digestivas, gases o el tan nombrado “cólico del lactante”.

Durante las primeras semanas el bebé se está adaptando al entorno y es un cambio físico que necesita su tiempo. Las principales necesidades de tu recién nacido son llevar un ritmo respiratorio regular y dominar las primeras funciones físicas como el esfuerzo, el llanto, etc. Parte de esa adaptación al entorno es su reacción ante los estímulos externos a través de los sentidos: el olfato, el oído, el tacto y la vista.

Desarrollo social y emocional

Desarrollo emocional del bebé recién nacido

  EL LLANTO

El llanto es su forma de expresar sus necesidades. La buena noticia es que tu bebé se pasará durmiendo buena parte del tiempo durante este primer mes.

Cuando está despierto y llora, lo que hace es intentar comunicarse. Probablemente tiene hambre o está incómodo por  algún motivo: tiene frío, calor, se siente solo…

Es su forma de pedir algo, así que durante este mes toca adivinar qué significa ese llanto en cada momento para poder atender a sus necesidades. Tú puedes comunicarte mediante tu voz y el contacto.

En realidad tu peque está deseando comunicarse contigo, por eso cuando le hables, hacia el final del mes, él también abrirá y cerrará la boca como tú en su intento por imitarte.

La lactancia en el bebé recién nacido   LA LACTANCIA

La lactancia es el momento más importante para él. A través de la lactancia se alimenta pero es muchísimo más que eso. Es un momento de conexión y de comunicación con mamá, un momento de cariño, de sentirse seguro y cuidado. Por eso, es muy importante prestarle mucha atención a ese tiempo juntos.

Es fundamental que el ambiente sea relajado, feliz y lleno de ternura. El bebé responde de inmediato a la voz de mamá, es la única que reconoce y si hablas suavemente, con cariño y con un tono tranquilo y relajado crearás un momento muy especial entre ambos. Puedes cogerle la manita, cantarle…

La relación que se establece en ese momento, sea cual sea el tipo de lactancia que decidas, es una experiencia emocional, psicológica, visual, (no olvides mirar a tu bebé y contactar con él mediante la mirada) y olfativa (es recomendable no usar perfume cuando des de mamar), que le aporta muchísimo al bebé y le da una sensación de unidad, de intimidad que elimina sus miedos.

A veces es difícil lograr ese momento de intimidad cuando no estás en casa, pero no renuncies a un tiempo tan importante por una mirada de desdén de un extraño.

Qué habiliadades sociales tiene un bebé recién nacido  HABILIDADES SOCIALES

Desde su nacimiento los bebés tienen habilidades sociales, desean relacionarse, necesitan contacto, cariño y están deseando darlo también. Responden de inmediato al olor y a la voz de mamá, pero también ante otros estímulos.

Si le empiezas a hablar a una distancia en la que pueda verte (alrededor de 25 cm) abrirá la boca para “intentar imitar” tus gestos. Y cuando esté contento y satisfecho emitirá pequeños sonidos guturales como señal de alegría. Le encanta que le acaricien, le abracen y le den masajitos. No tengas miedo de abrazarlo “en exceso” y malcriarlo. Aún es demasiado pronto y necesita el contacto para sentirse seguro.

Puede darse la situación de que sea un bebé prematuro o con problemas y se mantenga ingresado ¿Cómo estimularlo entonces?

El contacto piel con piel es fundamental. Acarícialo suavemente y abrázalo para que se sienta seguro y querido. Son vínculos permitidos y recomendados. Puedes hablar con él y en cualquier caso poner música suave en casa o en el hospital que le estimule a escuchar y emitir sonidos a la vez que lo tranquilice.

Al final del primer mes llegará el premio social que conquista a toda la familia: tu peque comienza a sonreír.

Bebé Recién Nacido: Observación

Desarrollo cognitivo

La observación en el bebé recién nacido  OBSERVACIÓN

En este mes tu bebé fundamentalmente va a observar todo y a descubrir el mundo en los ratitos que esté despierto. Sus sentidos más desarrollados son el oído y el olfato y a través de ellos recibirá casi toda la información del mundo.

Observará atentamente los rostros que se acerquen y podrá empezar a ir reconociendo objetos y familiares que se mueven.

Sin embargo, no te estreses porque como decimos, las primeras semanas sus reflejos y su instinto se focalizarán sobre todo en localizar a mamá para sentirse seguro y buscar alimento.

Si le acaricias la mejilla, girará la cabeza hacia ese lado y abrirá la boca. Un reflejo que le sirve para localizar la comida.

Poco a poco los reflejos serán cada vez más conscientes y menos instintivos y cualquier ejercicio de percepción será un aprendizaje cognitivo.

Los juegos y juguetes que más le gustan

LA VOZ DE MAMÁ Y LA MÚSICA

Le encanta oír la voz de mamá, así que cántale nanas, llámale por su nombre y háblale. Le encantará todo lo que emita sonidos agradables y suaves como los móviles musicales.

MANOS, COLOR, MOVIMIENTO Y MÁGIA

El movimiento es lo que más llama su atención, por lo que puedes mover los dedos o enseñarle cualquier juguete de colores llamativos que entre o salga de su campo de visión. Así intentará seguirlo con la mirada. Por eso le gustarán tanto los móviles

MASAJES Y EJERCICIOS

Los masajes le encantan: que le acaricies, le dejes agarrar tu dedito, le toques el moflete… ¡Se sentirá en la gloria! Protegido, cuidado y rodeado de cariño. Mueve y estira suavemente sus piernas y rodillas cada vez que le cambies el pañal; esto animará a tu bebé a estirar su cuerpo.

Recuerda que cada niño tiene su propio proceso madurativo y de desarrollo. Si tienes cualquier duda, tu pediatra será la mejor persona para darte una respuesta.