Cómo es mi bebé de 12 a 15 meses

Cómo es mi bebé entre los 12 y los 15 meses
Tu bebé ya ha cumplido su primer año de vida. ¡Muchas felicidades! El camino recorrido ha sido largo, seguramente repleto de noches sin dormir y una capacidad logística que hasta este momento desconocías. Pero aquí estáis y el camino ahora, aunque distinto, estará igualmente repleto de nuevas experiencias y emociones.

Entre los 12 y los 15 meses, comenzarás a descubrir muchísimos cambios en el peque: ya caminará solito, o estará a punto de hacerlo, su alimentación será casi como la de los mayores, y su lenguaje, poco a poco, se irá haciendo más rico.

Nos adentramos en una de las etapas más intensas y bonitas a su vez, en las que como padres, os surgirán dudas casi a diario, pero no te preocupes, estamos aquí para acompañarte y contarte todo lo que necesitas saber sobre el desarrollo y el crecimiento de los niños en estas edades.

CÓMO ES EL BEBÉ ENTRE LOS 12 Y LOS 15 MESES

Aunque parezca mentira, ya ha pasado un año desde que tu vida cambió por completo. Es increíble ver como tu hijo crece y cada día te sorprende con algo nuevo.

La llegada del primer añito es muy especial, seguro que habéis celebrado el primer cumpleaños del bebé por todo lo alto. ¿Logró soplar su primera vela?

Sus progresos físicos más asombrosos han tenido lugar en este tiempo, pero aún así te esperan nuevos avances: habilidades relacionadas con la personalidad, la emotividad y el lenguaje. ¡Toda una aventura!

Respecto a la comida ha habido diversos cambios en estos últimos meses. Ya come papillas, purés, incluso trocitos como los mayores y le están saliendo sus primeros dientes.

Este es un buen momento para permitirle explorar con alimentos y para que se siente a la mesa con vosotros, si todavía no lo hace.

Ya puede coger objetos así que será muy beneficioso que tenga su cuchara y vaso propios para que poco a poco aprenda a comer solito.

Después del primer año, el apetito suele descender y también su ritmo de crecimiento. Su gran capacidad de movimiento también contribuye a esta bajada, así que no hay que preocuparse si ves que engorda o crece más despacio que los meses anteriores.

Sus horas de sueño también están cambiando. Puede que nunca os diera buenas noches, o por el contrario, que lleve meses durmiendo estupendamente, pero es probable que ahora comience a despertarse a media noche en algún momento y uno de esos motivos puede ser la aparición de los sueños en esta etapa.

Algo muy recomendable para evitar que esto suceda, es crear un ritual agradable para irse a la cama: actividades calmadas, luz tenue, y sobre todo, evitar ponerle la televisión antes de acostarlo, pues eso favorecerá todavía más la aparición de sueños que puedan agitarlo por la noche.

Desarrollo Motriz de Mi Bebé de 12 a 15 Meses

Desarrollo físico y motriz

Movilidad de un bebé recién nacido   MOVILIDAD

PRONTO CAMINARÁ

Durante este tiempo tu peque ha ido desarrollándose para poder dar sus primeros pasos.

Es posible que entre los 12 y los 15 meses, este fenómeno tan especial ocurra. Eso sí, no debes preocuparte si no lo hace todavía ya que hay muchos factores que influyen en su evolución.

Puedes incentivarle poniendo sus juguetes favoritos fuera de su alcance, para que tenga que desplazarse si quiere cogerlos, y motivarle con juegos que le permitan fortalecer su musculatura, como los andadores.

UN GRAN EXPLORADOR

Camine o no, tu peque ya no para un segundo, así que hay que extremar las medidas de precaución al máximo.

Ahora tiene dos capacidades que son maravillosas pero que te traerán de cabeza: es capaz de agarrar cosas muy pequeñitas ¡qué ni tú habías visto! y puede llegar rápidamente a cualquier rincón de la casa.

Ante esto, lo mejor es revisar los enchufes, armarios o cajones a su alcance y sobre todo las cosas pequeñas que se nos caen al suelo sin que nos demos cuenta como horquillas, pastillas, comida de mascotas o elementos de papelería: clips, chinchetas…

Ahora es capaz de agarrar objetos diminutos que encuentra en el suelo y además suele llevarse todo a la boca.

Este también es un buen momento para instalar barreras de seguridad en casa, en caso de tener escaleras o lugares a los que sea peligroso que tu hijo pueda acceder.

Desarrollo social y emocional

Lenguaje bebé 3 meses

LENGUAJE

Seguramente en estos últimos meses vuestro peque os habrá sorprendido con palabras como “mamá” o “papá” (qué momento tan mágico cuando lo escuchas por primera vez, ¿verdad?).

Además, en este tiempo, aprenderá unas pocas palabras más, que aunque parezcan un vocabulario reducido, le servirán para expresar mucho más de lo que puedes imaginar.

Si por ejemplo dice “aba” puede ser tanto “quiero agua” como “se me ha caído el agua”, o “más agua”.

Lo importante para intuir todo este derroche interpretativo es atender a los gestos, las señales y el tono de voz que emplea el peque.

Aún así uno de los retos de los próximos meses será interpretar su propio lenguaje y sus expresiones.

  Qué habiliadades sociales tiene un bebé recién nacidoHABILIDADES SOCIALES

Con un añito, tu niño ha empezado a comprender que no pasa nada aunque su mamá no esté y es más autónomo emocionalmente hablando, pero todavía le cuesta separarse de sus personas de apego.

Cuando vayas a ausentarte es bueno que le expliques (aunque creas que es pequeño para entenderlo) que te vas a ir, y también que conozca a las personas con las que se va a quedar, dejándole breves espacios de tiempo con ellos para que luego no sea demasiado extraño.

Así, el peque estará más confiado y tranquilo y será mucho más sencillo para todos.

Puedes decirle siempre la misma palabra cuando te vayas, para que pueda relacionarla con tu ausencia, por ejemplo “mamá se va a trabajar”.

Poco a poco será él mismo quien la diga, y le tranquilizará además, que las personas con las que se queda le respondan lo mismo cuando pregunte por ti.

Desarrollo Cognitvio del bebé entre 12 y 15 meses

Desarrollo cognitivo

 ESTIMULACIÓN

EL JUEGO COMO FORMA DE APRENDIZAJE

El juego es la forma principal que el niño tiene de aprender en estas edades.

Gracias a él descubre el mundo que le rodea; por eso es importante que le dejemos explorar y jugar de forma libre, y que no le sobre saturaremos de información.

Es importante seguir el ritmo del bebé, y no forzarle si algo  de lo que le ofrecemos no le interesa.

También es importantísimo que pueda interactuar con los objetos, pues no se trata de explicarle algo, sino de que él lo repita, participe, juegue… En definitiva, que viva las experiencias por medio del juego con alegría y emoción.

EL JUEGO CON OTROS NIÑOS

Cada vez le cuesta menos acercarse a otros niños. Sin embargo, todavía no tiene la capacidad de comprender la idea de compartir.

Si ve un juguete que le gusta y lo tiene otro niño irá y se lo quitará, y lo más probable es que se quede sorprendido si el otro niño comienza a llorar o se enfada.

De momento, todo gira a su alrededor y no es capaz de comprender que hay otras necesidades a parte de las suyas.

  IMITACIÓN

En esta etapa el niño tiene cada vez más memoria y más capacidad de atención.

Observa todo lo que haces y disfruta imitando tus comportamientos. Es su forma de aprender a estas edades, así que si de repente lo ves tecleando en tu móvil o intentando limpiar la mesa con la mano, no te sorprendas, está copiando tus movimientos.

También comienza a comprender algunas situaciones, por ejemplo si le pides que te dé un juguete o te traiga algo, es capaz de hacerlo.

Ya puede responder a órdenes sencillas como “tira el pañal a la basura” o “guarda la pelota en la caja”. Este es un buen momento para comenzar a dejar objetos cotidianos a su alcance y permitirle que nos vaya ayudando poco a poco en nuestras tareas diarias.

Recuerda además, utilizar cuando le pidas algo palabras cordiales como “por favor” o “gracias” para que, poco a poco, también las vaya interiorizando.

Los juegos y juguetes que más le gustan

ANDADORES Y CORREPASILLOS

Sus juguetes preferidos en estos meses siguen siendo aquellos que le ayudan a andar y caminar cada vez con más soltura. Además fortalecen sus piernas y le dan seguridad a la hora de ponerse de pie. Es el momento de sorprenderle con un andador o correpasillos para bebés si todavía no lo has hecho.

PELOTAS

Las pelotas serán otro de los juguetes que le volverán loco en estos meses; no importa el tamaño o la textura.

Pueden ser pelotas grandes como las de playa o pelotas pequeñas del tamaño de las de tenis. Lo que a tu peque le fascina es lanzarlas y ver como ruedan.

Y además de eso, ir a buscarlas o seguirlas en su movimiento.

CONSTRUCCIONES Y APILABLES

Los juguetes que puede montar y desmontar, le encantan porque refuerzan su memoria y su capacidad de prever los resultados. A estas edades les gusta mucho también meter unos objetos dentro de otros, y derribar grandes torres que construyen con ayuda de los adultos.

JUGAR CON MIS PAPÁS

Jugar con ellos es importantísimo en esta etapa, para reforzar el vínculo afectivo entre vosotros y para disfrutar de grandes momentos que ya no volverán. Recuerda que crecen demasiado deprisa, y que los momentos que paséis juntos, disfrutando, aprendiendo y jugando, serán siempre los más mágicos y divertidos.

Articulos relacionados