Una habitación perfecta para el bebé

Habitación Bebé Decoración
Consejos para que la habitación de tu bebé sea perfecta.

Cuando te enteras de que vas a ser papá o mamá, una de las cosas que más emoción provoca es pensar en cómo preparar la habitación de tu bebé. Qué decoración pondremos en las paredes, la lamparita, el sillón para darle el pecho o el biberón, la cuna… ¡Hace tanta ilusión que ya te lo imaginas allí!

Un bebé siempre produce ternura y queremos que su habitación también la transmita y además también es importante que sea cómoda, relajante y por supuesto bonito.

Puede que tengas algunas ideas de cómo sería su habitación ideal, pero a veces no sabemos por dónde tirar.

No te preocupes, te contamos algunos de nuestros secretillos. Porque teniendo algunas claves sencillas, esto es coser y cantar y en un par de días ¡lo tendrás listo!

Elije una paleta de colores suaves.

Esto es una de las cosas que más influyen en un espacio, y puede dar sensación de amplitud a la habitación del bebé si lo hacemos bien. Cuanto más suaves, mejor.

Esto ayuda a transmitir la tranquilidad que necesitan. Pero, no todo va a ser así, incluye algunos complementos con colores intensos para romper y crear un ambiente que a la vez pueda ser divertido. ¡Aporta tu toque de creatividad!

La iluminación, esencial.

La luz de la habitación de tu bebé debe ser cálida y no blanca, ya que ésta última no relaja de la misma manera. También es mejor que pongamos varios puntos de luz para que cree mayor calidez.

Y una gran idea para que los bebés se sientan más seguros a la hora de dormir, y que dará un claro toque de originalidad, son las pequeñas estrellas adhesivas fluorescentes para el techo.

Un mobiliario cómodo y adaptado a su edad.

Para que tenga todo el espacio posible para jugar, corretear, crear sus tiendas de campaña, pintar… Lo mejor es que elijamos muebles multifuncionales.

El espacio para el orden también debemos tenerlo en cuenta en la habitación de nuestro bebé, para que sus juguetes y objetos personales estén siempre en su lugar.

Otra gran idea es que el mobiliario sea flexible y se adapte al crecimiento de los niños, ¡así ahorrarás mientras crece!

¡No te olvides de compartir nuestro post en tus redes sociales! 🙂