¿Cómo juegan los niños hoy?

Todos hemos alucinado en algún momento al ver lo pronto que aprenden nuestros hijos a buscar vídeos en Youtube y juegos en la tablet o en el móvil. Incluso muchos saben desbloquear estos dispositivos antes de aprender a andar. Increíble, ¿verdad? Pero, ¿esto significa que ha cambiado la forma de jugar de los niños de hoy?

Tras el protagonismo que está cogiendo los dispositivos 2.0 en la infancia de los niños, hemos querido entender cómo juegan nuestros niños de hoy en día. Es por ello que hemos preguntado a más de 15.000 padres dándonos unos datos muy interesantes sobre las formas de jugar de nuestros hijos, así como del uso que hacen de las pantallas y del juego real.

Las opciones de entretenimiento digital como las pantallas (tablets y móviles) representan una importante preocupación para la mayoría de los padres españoles, así lo han ratificado el 59,9% de los padres que han participado en el estudio de Imaginarium, Juego Real y Dispositivos 2.0.

¿Qué es jugar para los niños del siglo XXI?

Siguiendo con los resultados de este estudio, la mayoría de los padres (71,8%) reconoce que cuando sus hijos les piden jugar con ellos es para hacerlo con juguetes, mientras que un 27,2% lo atribuye tanto al momento en el que juegan con juguetes como cuando se entretienen con tablets y móviles. Únicamente el 1% de los padres identifican ese momento de juego compartido exclusivamente con los dispositivos 2.0, poniendo así de manifiesto que este tipo de juego es un momento de juego individual.

Según los encuestados, cuando sus hijos e hijas con edades hasta los 7 años expresan que quieren jugar, el 81,5% hace referencia al juego real (cocinitas, muñecos, juegos de construcción, manualidades, actividades deportivas, etc). Sin embargo, la vinculación entre el acto de jugar y el juego real baja a un 60,8% en los niños de 8 a 12 años.

Entre los juegos con los que los niños disfrutan más se encuentran los que fomentan la creatividad como las manualidades o instrumentos musicales elegidos por el 29,15% de los encuestados, seguidos de los juegos de construcciones (19,03%) y los juegos de roles (13,66%), las opciones tecnológicas como jugar con pantallas y ver canales de YouTube re presentan en su conjunto el 13,32% desbancando así a los juegos de mesa que se sitúan en el 8,67%.

Uso de pantallas entre nuestros hijos

Aunque los juegos reales sean la preferencia, los dispositivos 2.0 están presentes en diferentes situaciones cotidianas de los niños y el 61,26% de los padres se muestra a favor de que sus hijos jueguen de vez en cuando con este tipo de tecnologías. Los momentos del día en los que los niños juegan más con tablets o móviles son los

trayectos en coche o transporte público en el caso de los niños entre 0 y 6 años, mientras que después de hacer los deberes es la situación más frecuente en el caso de los niños con edades entre los 7 y los 12.

Los datos revelan que para la mayoría de los padres con hijos hasta 6 años el tiempo semanal que destinan sus hijos a este tipo de entretenimiento es inferior a las 2 horas. Sin embargo este tiempo aumenta en niños más mayores.

Con respecto a cómo sus hijos reparten su tiempo de ocio entre juegos reales y dispositivos 2.0, la mitad de los padres encuestados considera que sus hijos destinan más del 90% del tiempo de ocio al juego real. Sólo un 0,39% identifica a los dispositivos 2.0 como el elemento con el que destinan más del 90% de su tiempo.

Sonia Pérez, experta en educación y responsable de contenidos pedagógicos de Imaginarium: “En la actualidad las formas de juego han cambiado debido al aumento del protagonismo de los dispositivos 2.0 respecto a los juegos reales a los que los niños venían jugando en los últimos años. Por este motivo hemos querido conocer cómo juegan los niños del siglo XXI, cuáles son sus intereses y preferencias y la visión de los padres con respecto al uso de las pantallas, con el fin de seguir ofreciendo juguetes que ayuden a los niños a tener una infancia mejor y más feliz”.