Recetas para un picnic con niños

Os traemos 6 recetas fáciles para ir de picnic con los niños.

Ya sea en la playa, en la montaña o en el parque, un picnic es un planazo para disfrutar del buen tiempo en familia. Por eso os traemos 6 recetas originales para ir de picnic, dejando de lado los clásicos sandwiches y tortillas.

Muffins salados de verdura

Muchos peques pasan por una etapa en la que no quieren ni oír hablar de las verduras, ¿la mejor opción para que coman verdura? dar ejemplo, que vean como sus papis disfrutan comiendo de todo. Otra buena idea es buscar recetas divertidas para que vayan cogiéndole el gusto a las verduras. Esta receta es un buen ejemplo, podemos presentárselo como una magdalenas saladas (sin especificar ingredientes) y una vez se las hayan comido les explicamos lo que llevan ¡se sorprenderán de lo ricas que están!

¿Qué necesitamos? 2 puerros, 1 calabacín, 2 zanahorias (podemos usar otras verduras que tengamos por casa), 150 gr de harina, 30 gr de queso en polvo, 100 gr de queso de cabra, 1/2 sobre de levadura en polvo (8 gr), 120 ml de leche, 1 huevo, 50 ml de aceite de girasol y sal.

¿Cómo se hacen los muffins de verdura? 

Troceamos las verduras y las sofreímos en una sartén con un chorrito de aceite y un poco de agua. Reservamos.

En un bol mezclamos la harina, la levadura, el queso en polvo, sal y pimienta. En otro bol batimos el huevo junto con la leche y al aceite. Juntamos las dos mezclas y removemos.

Agregamos las verduras y el queso de cabra troceado, mezclamos bien.

Rellenamos los moldes de magdalena hasta completar 2/3, ya que en el horno suben. Horneamos, con el horno ya precalentado, a 180°C  durante unos 20 minutos, o hasta que al pincharlos con un palillo éste salga limpio. Los dejamos enfriar y ¡listos!.

Croquetas fáciles de patata y queso

No podían faltar las croquetas, por eso os traemos una receta muy fácil de croquetas de puré de patata con queso en el centro. ¡No quedará ni una!

¿Qué necesitamos? 500 gr de patatas, 2 cucharadas grandes de queso parmesano rallado, 1 huevo (separar la yema de la clara), 100 g de queso emmental, pan rallado, aceite, una pizca de nuez moscada y sal.

¿Cómo se hacen? 

Pelamos las patatas y las cortamos daditos. Las cocemos y las escurrimos. Las hacemos puré con la ayuda de un tenedor dejamos templar.

Añadimos el queso parmesano, la nuez mosada, la yema del huevo y sal. Mezclamos bien todos los ingredientes y vamos formando croquetas con esta masa.

Cortamos el queso emmental en bastoncillos y metemos en cada croqueta un bastoncillo de queso, envolviéndolos completamente con la masa.

Montamos la clara a punto de nieve. A continuación rebozamos las croquetas, pasándolas primero por la clara y luego por el pan rallado.

Freímos las croquetas en una sartén con abundante aceite bien caliente y las sacamos cuando estén bien doradas. Las dejamos escurrir unos minutos sobre papel de cocina y ¡a disfrutar de estas croquetas de patata y queso!

Brochetas de melón con jamón

El melón con jamón es un plato muy simple pero que apetece muchísimo cuando hace calor. Esta versión en forma de brocheta es muy práctica para llevar de picnic.

¿Qué necesitamos? Un trozo de melón, jamón serrano en lonchas y palillos de brocheta.

¿Cómo se hacen?

Troceamos el melón en cuadraditos.

Hacemos rollitos con las lonchas de jamón.

Pinchamos en las brochetas trozos de melón y de jamón, alternándolos. ¿Fácil verdad?

Hummus casero

Como muchos sabréis, el hummus es un paté vegetal a base de garbanzos, por lo que es muy nutritivo y bajo en grasa. Acompañado de unas tostaditas puede ser un aperitivo perfecto.

¿Qué necesitamos? 400 gr de garbanzos cocidos, un chorrito de zumo de limón, 2 dientes de ajo, un chorrito de aceite de oliva, media cucharadita de comino en polvo y una pizca de pimentón dulce.

¿Cómo hacemos nuestro hummus casero?

Es súper sencillo, sólo tenemos que poner todos los ingredientes en un bol y triturarlos con la batidora hasta que quede con la textura deseada. Al servirlo podemos echarle un chorrito de aceite de oliva por encima y espolvorear una pizca de pimentón.

Pastel de jamón y queso

Este pastel es muy fácil de hacer y triunfará entre pequeños y mayores.

¿Qué necesitamos? 9 rebanadas de pan de molde sin corteza, jamón York en lonchas, 120 g de queso rallado y bechamel.

¿Cómo se hace?

Lo primero será forrar el molde rectangular con papel de hornear. Precalentamos el horno a 180ºC, con calor arriba y abajo.

Montar este pastel es muy sencillo: pondremos primero una capa de rebanadas de pan recortándolas si es necesario para que se ajusten al tamaño del molde, después ponemos una capa de jamón York y añadimos un poquito de bechamel. A continuación repetimos el proceso: pan de molde – jamón York – bechamel. Y por último terminamos con otra capa de pan de molde, un poco más de bechamel y el queso rallado por encima.

Horneamos durante unos 25 minutos, hasta que veamos que el queso empieza a dorarse. Lo sacamos del horno y dejamos reposar durante 15 minutos antes de desmoldar.

Pizza dulce de fruta

Y no podía faltar el postre para nuestro picnic. Te proponemos una pizza dulce, sí, sí, dulce. Se trata de simular una pizza con ingredientes dulces.

¿Qué necesitamos? Masa de hojaldre redonda, mermelada de fresa, chocolate blanco, fresas, uvas y un kiwi.

¿Cómo se hace la pizza de fruta?

Extendemos la base de hojaldre y le hacemos agujeritos con un tenedor excepto por los bordes. La horneamos hasta que esté dorada.

Una vez se enfríe extendemos una capa de mermelada, dejando los bordes de “la pizza” sin cubrir. Rallamos chocolate blanco sobre la mermelada a modo de queso.

Partimos las uvas por la mitad, las fresas en rodajas y los kiwis en tiras y repartimos la fruta por la pizza.

Y para poder irnos de picnic sin complicaciones y sin que se estropee ningún alimento, en Imaginarium te puedes llevar este bolso nevera tan chulo por sólo 4,95 € (por compras superiores a 35 €).