Recetas sanas y ricas para cenar con los peques

Ahora que ya tenemos aquí el buen tiempo y apetece aprovechar las tardes fuera de casa, os traemos ideas de recetas para una cena fácil y saludable con los niños.

Con la llegada del buen tiempo nos apetece cenar cosas sencillas y que no nos ocupen mucho tiempo de cocinado. Es por ello que hoy os propongo una cena que en casa triunfa siempre entre mis peques, y sin darse cuenta están tomando un alto contenido en vegetales. Además puedes dejarla hecha con antelación, y así después de volver de paseo o del parque sólo es poner la mesa, y hacer el guacamole, que no cuesta nada, y además te pueden ayudar los niños. A mi hija pequeña le encanta hacerlo. Lo único que para que coman las niñas evito poner cilantro, ya que el sabor es muy intenso.

Nuestra cena fresquita de verano  estará compuesta de guacamole, salsa de tomate y pechugas empanadas, y además de postre ¡fruta! pero hoy los más pequeños de la casa no van a protestar nada, va en forma de helado. Así que todos contentos.

¡Vamos con las recetas!

SALSA DE TOMATE CASERA

INGREDIENTES

  • un bote grande de tomate natural entero y pelado
  • media cebolla dulce
  • unas hojas de albahaca
  • aceite de oliva virgen extra
  • una pizca de sal
  • una cucharadita de postre de azúcar

ELABORACIÓN

  1. Prepara una sartén grande con un chorrito generoso de aceite de oliva virgen extra.
  2. Pica la cebolla y sofríe despacio en la sartén.
  3. Pica los tomates, y añade a la sartén con la cebolla.
  4. Agrega la sal y el azúcar y cocina todo junto durante un rato a fuego medio, con paciencia y removiendo con cierta frecuencia. El tomate, cuando tenga poco caldo, tenderá a pegarse a la sartén.
  5. Tritura si lo deseas (se pondrá de color rojo anaranjado, es normal)

Nota: personalmente no me gusta añadir azúcar a los alimentos, pero un poquito es necesario para atenuar la acidez del tomate. Si habitualmente utilizas salsas de tomate compradas, llevan una barbaridad de azúcar, por lo que tu salsa casera les sabrá muy fuerte y no la querrán. Creo que es mejor ponerle un poquito y que coman, y después poco a poco y con el tiempo ir reduciendo la cantidad, ellos se acostumbrarán, y la salsa de tomate casera no tendrá rival 😉

RECETA DE PECHUGAS EMPANADAS SÚPER TIERNAS

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS

  • dos pechugas de pollo hechas filetes finos
  • un vaso de leche de vaca
  • una cucharada de orégano seco
  • sal y un poquito de pimienta molida
  • dos huevos para empanar
  • pan rallado o panko
  • aceite de oliva virgen extra para freir.

ELABORACIÓN

  1. Prepara una fuente y vierte en ella la leche, un poquito de pimienta y el orégano. Mezcla.
  2. Pon dentro también las pechugas separadas por filetes, tapa con film y deja que reposen en la nevera un par de horas.
  3. Pasado el tiempo, ve salando cada filete, y pasa por huevo batido y el pan rallado.
  4. Fríe en abundante aceite caliente.
  5. Saca a un papel absorbente para evitar el exceso de aceite
  6. ¡A comer!

RECETA GUACAMOLE CASERO

INGREDIENTES

  • 3 aguacates maduros (es muy importante que estén en su punto)
  • 30 gramos de cebolla tierna ( un cachito pequeño)
  • el zumo de media lima
  • medio tomate de tamaño mediano o 4-5 tomates cherry
  • sal
  • cilantro (para adorno)
  • un chorrito de aceite de oliva virgen extra

ELABORACIÓN

  1. Pica la cebolla en trocitos muy pequeños.
  2. Ahora trocea el tomate en cachitos medianos, para que se vean al comerlo.
  3. Abre los aguacates por la mitad en sentido longitudinal, quita el hueso pero no lo tires.
  4. Con un tenedor, chafa el aguacate. Este paso le encanta hacerlo a mi hija pequeña. ¡Imprescindible que el aguacate esté maduro!
  5. Prepara un bol, y mezcla la cebolla y el tomate picados, el aguacate chafado, y la sal y el chorrito de aceite de oliva. Ah y no te olvides del zumo de media lima. Mezcla bien. Pon tu guacamole en un bol. Y adorna con el cilantro.
  6. Prepara un montón de nachos y ¡disfruta!

Nota: Suelo poner un hueso de aguacate en el fondo del bol para que el guacamole se mantenga verde y tarde más en oxidarse. Lo quitamos cuando se va quedando vacío, mientras cenamos.

HELADO DE PLÁTANO Y MANGO

INGREDIENTES

  • dos plátanos maduros
  • un mango maduro
  • una cucharada de miel (opcional)
  • una cucharadita de zumo de limón

ELABORACIÓN

  1. Quita la piel de la fruta, el hueso del mango, y trocéalas.
  2. Congela la fruta
  3. Tritura el plátano y mango congelados con la miel y el zumo.
  4. ¡Sirve inmediatamente!
  5. ¡Disfruta!

Espero que te guste el menú y lo hagas tuyo en tantas cenas fresquitas de verano que están por venir. Ya ves que con el kit de picnic, los peques juegan un montón y además puedes decorar la mesa perfectamente. Este tipo de cenas de verano son ideales para tomar en el jardín o en la terraza. Nosotros no tenemos en casa, pero le echamos un poquito de imaginación y nos transportamos donde haga falta.

Olga – Pintando las nubes