Una pequeña cazainsenctos

Desde Madresfera nos cuentan cómo acercar la naturaleza a los niños gracias a juguetes como el aspirador de insectos de Imaginarium.

Por regla general a los niños les fascina la naturaleza porque les ofrece algo que no les puede dar ninguna televisión ni tablet: vida. Vida en forma de plantas, flores, árboles, animales o insectos.

Y nada como descubrir esa naturaleza in situ, tocándola, sintiéndola, viéndola de cerca. Es un regalo para cualquier niño.

Supongo que por eso ha tenido tanto éxito con nuestra hija el Bioexplorer Collect-Insect, un aspirador de insectos que nos permite cazarlos, con la fascinación que eso causa en los peques, y una vez conseguido, poder verlos de cerca gracias a la lente de aumento de Bioexplorer Spy. Una auténtica gozada.

En casa siempre decimos que los fines de semana en los que hacemos una escapada a la montaña son los días en que más felices vemos a nuestra pequeña.

En la montaña es libre. Corretea, salta, escala, se queda boquiabierta con vacas, ovejas o caballos, y persigue hormigas y otros insectos con una mezcla de miedo y atracción.

Estos últimos han adquirido ahora una nueva dimensión gracias a la gama Bioexplorer de Imaginarium. Para diversión de ella. Y para desgracia de unos insectos que ven aparecer en su hábitat a una pequeña cazainsectos sedienta de conocimientos y experiencias.

Niña jugando a cazar insectos

Caza Insectos

                                                                                           

Si te ha gustado nuestro post no dudes en compartirlo en tus redes sociales 🙂

Madresfera

Productos relacionados