Disfraces caseros de bebé para triunfar en su primer Carnaval

Disfraces de bebé caseros
¡Mira que ideas más chulas te hemos preparado para que hagas el primer disfraz de Carnaval de tu bebé!

Llega el Carnaval, tu fiesta preferida y este año además ¡celebras el primer Carnaval con tu bebé!

Estos carnavales van a ser muy especiales y tan divertidos como siempre. No importa si no has tenido tiempo para pensar o comprarle un disfraz, aquí encontrarás unas ideas muy sencillas para disfrazar a tu chiquitín o chiquitina fácilmente en casa, sin complicarte la vida.

Con estos disfraces sencillos y caseros pero muy originales, los bebés también se unen a la fiesta, ya son uno más y participan de la diversión como todos.

En familia, con amigos, llévalo contigo disfrazado, estará para comérselo, tan tierno, divertido y súper adorable, verás que será el centro de atención y se lo pasará en grande disfrutando del ambiente de alegría y jolgorio como el que más.

Aprovecha para hacerle mil fotos y crea su propio álbum especial de Carnaval, puedes ampliarlo año tras año, así lo verás crecer de Carnaval en Carnaval, ¡lo harás aún más inolvidable!

Para crear estos disfraces hemos tenido en cuenta que:

  • El bebé pueda ir disfrazado también en el carrito o la sillita.
  • El disfraz sea cómodo y le permita moverse con total libertad.
  • Que sea fácil de poner y quitar.
  • Que puedas hacerlo en casa fácilmente con elementos sencillos.
  • Que puedas utilizar su propia ropita en la mayoría de los casos.

¡Mira qué ideas más chulas!

Lo mejor de la feria, el algodón de azúcar.

¿No te lo comerías? ¿Vas a poder resistirte? Con este disfraz de algodón de azúcar o de nube esponjosa, los más pequeños están irresistibles.

Solo necesitas algodón rosa, blanco o del color que tú quieras en gran cantidad y un gorrito, camiseta, pantalones o body, del mismo color para pegar encima el algodón.

Puedes añadir tanta cantidad como quieras, en el gorro cubierto de algodón puedes añadir un cilindro de cartulina para hacer de palito, es opcional.

Si a tu bebé no le gusta llevar gorro, basta un pequeño detalle de algodón sobre la cabeza, aplicándolo en un pequeño clip, cinta o diadema de tela.

Es un disfraz comodísimo, se sentirá liviano como una nube flotando en el cielo, y calentito, además, si quieres, puede llevar debajo más de una prenda.

Disfraz de Bebé Algodón de Azúcar
Disfraz Casero de Bebé Oveja

Ovejita Lucera o “esta noche sueño contigo”.

Este disfraz también es facilísimo y muy tierno, tan achuchable que solo querrás abrazarlo.

Si tienes gemelos o sobrinitos, o queréis disfrazar igual a todos los bebés del grupo de amigos, podéis formar una familia de ovejitas o todo un rebaño espectacular, de los de contar ovejitas por la noche. Y si una de ellas va de otro color, ¡será aún más divertido!

Como en el disfraz anterior, basta con añadir pompones de algodón blanco pegados sobre un gorrito, camiseta, pantalones o body de color negro.

Y si queremos introducir una nota diferente en el grupo, la ropita de base puede ser de cualquier otro color llamativo o rompedor.

En el gorrito además deberemos añadir un par de orejitas de tela, de papel o de fieltro, lo que tengamos más a mano.

El bebé irá tan cómodo que no se dará cuenta de que va disfrazado, solo sentirá que todo el mundo quiere jugar con él, abrazarlo y darle mil besos de algodón.

¡Hay un pulpo en el salón!

A este bebé le han crecido tentáculos multicolores, ¿dónde está el secreto? ¡Son calcetines!

Mira qué fácil, busca en los cajones calcetines largos, si son de colorines, de lunares, de rayas o de colores vistosos mucho mejor, porque así los tentáculos serán mucho más divertidos. Con tres pares, 6 tentáculos, tendrás suficiente.

Rellena los calcetines con algodón, ropa o con otros calcetines. Cóselos alrededor de una camiseta para rodear el cuerpo. Si quieres, añádeles ojitos bailones o botones de colores a los lados, como si fueran ventosas de fantasía, ¡quedan genial!

Sólo falta añadir un gorrito de punto de los largos, que quede un poquito alto, como una cabeza de pulpo o de calamar, para añadirle dos ojos grandes y saltones que pueden ser de fieltro, de cartulina, o de lo que se te ocurra, incluso dos caramelos redondos y grandes pueden servir.

El resultado es asombroso y no te creerás lo fácil que es hacerlo.

Disfraz casero de bebé pulpo

La ternura está en la naturaleza.

Te sorprenderá todo lo que puedes hacer con una simple diadema y unos recortes de tela o fieltro.

Simplemente añadiendo un par de orejitas a la diadema, la transformarás en un versátil complemento que convertirá a tu pequeñín o pequeñina en un tierno animalito, ¿cuál es su preferido?

Basta que el resto de prendas sean del mismo color, a juego con las orejitas. Por ejemplo, si añades unas orejitas de gato, la ropita puede ser blanca, negra o marrón, y si las orejitas son de león, la ropita puede ser marrón, pero también naranja o amarilla, lo que mejor te sirva.

Y si quieres, tienes tiempo o te sobra tela, puedes añadir algún elemento a las prendas, por ejemplo, una pequeña colita detrás.

Mira qué dulzura, si es que los mamíferos somos así, nos puede nuestro infinito instinto de ternura y protección.

Diadema de animales para bebés

Fuente: Pinterest