Por qué los niños deberían pintar mandalas

Mandalas para niños
Os explicamos qué es un mandala - aunque muchos de vosotros ya los habréis visto-, su origen y los beneficios de pintar mandalas para los niños.

El mandala tiene su origen en la India y su nombre significa “círculo o rueda”. Se trata de una composición a partir de formas geométricas pero su significado va mucho más allá: en el hinduismo y budismo sirve como apoyo para la meditación y representa la unión y la totalidad.

Colorear mandalas está muy de moda y se trata de una actividad muy beneficiosa. Pero ¿sabíais que también es muy recomendable para los niños?

A continuación os explicamos ocho importantes beneficios que tienen los mandalas para niños:

  1. Fomenta la atención y concentración, tan importante en su desarrollo intelectual.
  2. Favorece la creatividad y desata su imaginación.
  3. Hace que desarrollen la psicomotricidad fina de sus manos y dedos al tener que pintar muchos detallitos.
  4. Reduce el estrés y la ansiedad, generando bienestar.
  5. Ayuda a promover la paciencia, la perseverancia y la constancia.
  6. Nos permite introducir nuevo vocabulario sobre formas geométricas y colores.
  7. Estimula el sentido estético del niño.
  8. Aprenden desde pequeños que es necesario dedicarse tiempo a uno mismo, para pensar y meditar, una lección muy valiosa en este mundo de horarios y actividades.

Los colores escogidos para pintar el mandala suelen reflejar el estado de ánimo del que lo pinta, así que deja que tu peque coloree libremente, no trates de influirle. Aunque una idea muy chula es que cada uno pinte una mitad para después compararlos.

Pintar mandalas

En resumen, los mandalas para colorear son súper beneficiosos para nuestros hijos a nivel cognitivo y emocional. Además, “enganchan”, creando un hábito la mar de saludable.

Así que no dudéis en dar a vuestros peques mandalas para pintar, porque además de todos los beneficios que hemos comentado, quedan chulísimos para decorar la nevera 😉

Y por supuesto todo esto es aplicable también a los adultos, si conocéis a alguien que necesite reducir el estrés y dedicar tiempo a la meditación, regalarle un libro con dibujos de mandalas y un paquete de lápices de colores o de rotuladores puede ser un bonito detalle 🙂

Productos relacionados

Articulos relacionados