Primer año del bebé, todo sensaciones

Hoy os traemos un post sobre cómo estimular la psicomotricidad del bebé de cero a doces meses a través del juego.

Cerca de los cinco meses el bebé comenzará a ser capaz de agarrar con las dos manitas a la vez. Para tu pequeño el movimiento de sus manos es una sorprendente y nueva habilidad que está aprendiendo, es tan difícil como cualquiera de las que ha adquirido desde su nacimiento y le abre todo un mundo de sensaciones. Lo que más le interesa es pasarse pequeños objetos de una mano a la otra y seguirlos atentamente con la mirada. Observa el objeto en su manita, acerca la otra despacito hacia lo que tiene en su mano y lo atrapa. Rotará el objeto, lo pasará de una mano a la otra y por último lo meterá en la boca. En algunos momentos cuando estés compartiendo su juego puedes comentar: “qué bien lo haces, como me divierto contigo” Hay investigaciones que demuestran que jugar con las manos está relacionado con el desarrollo de la inteligencia y el área del cerebro encargada del lenguaje.

Llevarse cosas a la boca es algo natural por lo que todo aquello que le entregues en sus manitas tiene que ser algo que no sea peligroso. Recuerda que la boca es su tercer ojo por lo que es importante que le dejes chupar sus juguetes.

Al cumplir los cinco meses ya agarra con las dos manitas y es el mejor momento para que juegue con Claki Roll-ring, porque podrá cogerlo por las dos asas que tiene, y además alucinará con las bolitas que se mueven en el centro del juguete. Mueve el sonajero suavemente frente a él hasta que lleve sus manos en un intento de atraparlo. El bebé disfrutará al recibir un juguete para el que ya está preparado.

Otro sonajero recomendable para esta etapa es Claki Ringo, verás cómo lo maneja, lo cambiará de una mano a otra y por casualidad descubrirá un bebé que le mira, gracias a su espejito. El pequeño no sabe que se trata de él mismo, cree que quien le mira es otro niño. Seguro que se convertirá en uno de sus juegos favoritos. Al principio se sorprenderá, incluso en un momento dado podrá parecer que se queda serio, pero después de sorprenderse verás cómo le gusta mirarse una y otra vez. Seguramente le dará vuelta para que aparezca y desaparezca su carita. Con este juego pasará un rato súper divertido.  Una vez que veas que ha disfrutado del espejo puedes movérselo suavemente de un lado a otro mientras se mira en él, verás cómo le hablará emitiendo sonidos. Te animamos a imitar sus sonidos para conseguir una verdadera conversación con tu pequeño y así motivarlo para el lenguaje.

Y vuestros peques ¿a qué edad empezaron a jugar con sonajeros?

Asesoras: Elizabeth Fodor y Montserrat Morán       www.efodor.com

Para saber más: “Todo un Mundo de Sensaciones”. Ediciones pirámide. El niño llega a la vida lleno de promesas y de nosotros depende que pueda descubrirlas.

Este libro formado por pautas educativas y juegos mes a mes para la etapa evolutiva que comprende desde el nacimiento hasta los seis meses de edad. El objetivo es que, mediante el juego, los pequeños aprendan cómo convivir, compartir y encontrar placer y diversión en este camino que se convierte en algo fundamental para gestionar su vida con alegría y sentido común. A medida que avances en su lectura sentirás la alegría y el entusiasmo de ir aprendiendo a contribuir a su desarrollo satisfactorio de una manera divertida y lúdica consiguiendo que tu pequeño adquiera la autoestima imprescindible para una vida plenamente exitosa.