El bebé de ocho meses

Juguetes para bebés
¡Enhorabuena! ¡Tu bebé acaba de cumplir 8 meses! Nos vamos acercando vertiginosamente al añito. Tu niño tiene cada vez más energía, más dominio de su cuerpo, más conocimientos y no para de avanzar. ¿Sabes qué te espera este mes? Descubre cuáles serán sus avances físicos, sociales e intelectuales y disfruta el mes a tope. ¡Aquí te contamos todo lo que necesitas saber!

CÓMO ES EL BEBÉ DE OCHO MESES

Tu bebé sigue experimentando y adaptándose a los nuevos cambios: ya es un niño “mayor” con su propia habitación, que se baña en una bañera más grande, le están saliendo sus primeros dientes, come purés, no le gustan los extraños y sobre todo tiene muchas ganas de moverse y de reír.

Desarrollo físico y motriz

¿Cómo evolucionará este mes? A partir de ahora el aumento de peso es más lento. Durante el séptimo mes los bebés pesan una media de 8 kg si son niños y 7,8 kg si son niñas. En cuanto a la talla, pude oscilar entre los 66 cm y los 72 cm.

Comienza la actitud de gateo, el peque irá tanteando físicamente sus posibilidades porque desea continuar explorando el mundo. Puede que no gatee hasta el final del mes o que más bien se arrastre, cada niño es un mundo. Es una actividad muy compleja que requiere coordinación de distintos miembros de su cuerpo, equilibrio y que haya logrado coger fuerza en todos los músculos de su cuerpo. Siempre que puedas y el bebé esté receptivo, estimula esta actividad con juegos que le impulsen a avanzar, a perseguir un juguete que se aleja… A partir del momento que logre gatear, logrará también ser independiente y autónomo.

Continua desarrollando su destreza manual y cada vez tendrá más habilidad. También es capaz de mantenerse sentado sin necesidad de apoyo de sus manos, así que ahora podrá jugar con ellas. Es probable que en este momento descubra los genitales, que ahora están al alcance de sus manos. Es algo natural que forma parte de la exploración y conocimiento de su cuerpo. Simplemente hay que vigilar la limpieza para que no se lleve a la boca bacterias de la orina.

El gateo del bebé

Desarrollo social y emocional

¡Tu peque se interesa por los diálogos y elige a sus amigos! Quizá es un poco exagerado, pero su independencia y la capacidad de expresar sus gustos y sus distintas elecciones le llevan también por este camino en el ámbito social.

Cuando está solo habla constantemente y cuando los adultos hablan los observa para aprender. Todavía simplemente balbucea pero entiende el ritmo de pregunta / respuesta y los turnos en los diálogos. Aunque no pueda reproducir palabras intenta imitar la entonación, la música y está aprendiendo a relacionar palabras con cosas. Es el momento de empezar a enseñarle las partes del cuerpo o de enseñarle cosas o imágenes y relacionarlas con palabras. Cada objeto con su palabra. Este juego incesante le ayudará a relacionar y comprender su entorno aunque no sea capaz de reproducirlo verbalmente todavía.

Ya es autónomo y es capaz de decidir qué adultos le “caen mejor” entre sus familiares conocidos. Los invitará a jugar enseñándoles sus juguetes. ¡Es todo un privilegio! Ya es capaz de distinguir, más allá de papá y mamá, quienes forman parte de su familia: tíos, primos, amigos, abuelos… Pero se mostrará tímido y desconfiado con los extraños y seguramente no le gustará nada que lo cojan. Si lo intentan lo más seguro es que llore para reafirmar su rechazo a esa situación.

Emocionalmente, como ya habrás descubierto, desde el séptimo mes los bebés experimentan emociones contradictorias y pasan del llanto a la alegría y viceversa con mucha facilidad. Tu peque necesita mucha seguridad, apoyo y confianza para continuar explorando el mundo.

Por eso, es en este momento en el que aparece su juguete favorito. Un peluche o un juguete que le dará seguridad y del que no querrá separarse. Le ayudará a satisfacer sus necesidades afectivas y con él sentirá que tiene el control de algo familiar en su entorno.

Desarrollo cognitivo

Su memoria visual aumenta y puede reconocer a personas o juguetes aunque no los haya visto en algunos días.

Además otro elemento se incluye en su repertorio de conocimientos: la distancia. Gracias a tirar y recoger objetos en vertical o en horizontal, el peque descubre que si están muy lejos no los alcanza, pero si están a una distancia cercana, con esfuerzo puede estirarse, moverse y alcanzarlo. Éste será un concepto muy importante cuando empiece a gatear.

Gracias al gateo continuará con la exploración del entorno así que si no has preparado la casa, echa un vistazo desde el punto de vista del niño. Quizá creas que no haya nada de qué preocuparse, pero si nos ponemos a ras de suelo descubrirás que esa maceta inofensiva es una tentadora planta de la que seguramente cogerá tierra, los pequeños objetos que pueda haber por el suelo pueden ser peligrosos, igual que las esquinas de las mesas bajas… Él querrá tocarlo todo.

Piscina de bolas para bebés

LOS JUEGOS Y JUGUETES QUE MÁS LE GUSTAN

Elegirá entre todos los juguetes a su favorito, y aunque no sabemos decirte cual será, los peluches estadísticamente suelen ser los que se llevan el protagonismo.

Tu peque continua ejercitando sus manitas y ampliando sus movimientos así que los centros con distintas actividades le volverán loco: ahí podrá agitar, apretar, girar y golpear cosas de colores.

Hay dos acciones que le divertirán mucho en esta etapa: llenar-vaciar y apilar-tirar. Por ejemplo le encantará llenar y vaciar una caja con objetos. Así que si le acabas de regalar una piscina de bolas, no te sorprendas si hay más bolas fuera que dentro. No es que no le gusten, le encantan, es que está vaciando para luego llenar. Lo mismo sucede con los juegos apilables. Probablemente necesite tu ayuda para apilar las piezas dependiendo del tipo de juego que sea pero le encantará manipular los objetos y, sobre todo, ¡disfrutará al máximo derribando la torre y tirándola al suelo!

Y si todavía no gatea, prueba con juegos que estimulen sus músculos y le inciten a moverse por la habitación. Será un éxito seguro.

Los mejores juguetes para bebé

Articulos relacionados