El bebé de cinco meses

Juegos para bebés de 4 a 6 meses
¡Enhorabuena! Tu bebé está a punto de cumplir cinco meses. ¡Casi medio añito ya! Ha crecido a pasos agigantados y nos alegra decirte que se aproxima una etapa en la que vas a observar cambios muy importantes y vas a disfrutar muchísimo con él. Cada día es más fuerte, más ágil y más listo.

Ahora te esperan los primeros alimentos sólidos, los objetos que se caen al suelo, las risas con papá y al final del mes un “MA” muy prometedor que entusiasmará a toda la familia. Todo esto es lo que vivirás durante el próximo mes y aquí te lo adelantamos:

CÓMO ES EL BEBÉ DE CINCO MESES

¡Qué rápido ha crecido! Este mes continúa con su constante exploración del mundo y avanza en su desarrollo social: será capaz de comunicar sus emociones y de relacionarse con los demás.

Físicamente ha experimentado nuevos avances. Ahora puede darse la vuelta echado en el suelo, es capaz de soportar gran parte de su peso al ponerse de pie y es capaz de pasarse objetos de una mano a otra. ¡Inimaginable hace un par de meses! Y lo más importante: va a comenzar a ser capaz de despegarse un poquito de mamá porque va a descubrir con emoción a papá. ¡Un gran cambio en sus necesidades afectivas!

Y no solamente evolucionarán sus relaciones familiares. También va a aumentar profundamente la consciencia de sí mismo. Durante este mes comenzará a reconocerse por su propio nombre cuando le llamas y sonreirá al mirarse en un espejo. ¡Este mes promete!

Eso, sí, no queremos avanzar más sin recordarte que debido al sorprendente desarrollo psicomotor del niño, toda precaución para prevenir accidentes es poca y estar siempre pendiente de su seguridad cobra vital importancia este mes.

Desarrollo físico y motriz

¡Ya va pesando cuando lo coges en brazos, verdad! Durante el quinto mes los bebés pesan una media de 5,8 kg si son niños y 5,6 kg si son niñas. En cuanto a la talla, pude oscilar entre los 52 cm y los 66 cm.

Los nuevos cambios en la alimentación con la introducción de alimentos semisólidos vendrán acompañados de un nuevo mundo de sabores y texturas para el bebé y nuevas preocupaciones: las posibles alergias que puede que os traigan de cabeza.

Todos estos cambios están relacionados con un desarrollo físico y motriz que no para de perfeccionar día a día. Ahora la coordinación mano ojo es cada vez más rápida y más precisa. Su campo de visión es más amplio y ve con nitidez y los colores ampliando su gama con nuevos matices. Todos sus sentidos avanzan a pasos agigantados: continúa llevándose los objetos a la boca y es capaz de localizar la fuente de los sonidos con más facilidad. Y es que ahora no solo le encantan las nanas y la música, ¡reconoce su propio nombre!

¡Baila con tu bebé!

Desarrollo social y emocional

Éste es un mes muy especial para su evolución social y emocional por dos grandes motivos: experimentará un gran cambio en sus necesidades afectivas y descubrirá los beneficios de la figura paterna. Por supuesto sigue dependiendo de mamá mucho, pero a partir de este mes pasará de centrarse exclusivamente en mamá a incluir a esa otra figura que le acompaña: Papá.

Comenzará a reconocer diferencias entre vosotros y disfrutará encandilando a papá con su sonrisa para jugar con él, para que le haga cosquillas, etc.

Irá ganando confianza y seguridad gracias al cariño y afecto que recibe de todos los miembros de la familia. Tanta, que con toda confianza explorará tu cara son sus manitas. Es su forma de decirte hola, así que tú también podrás responderle con un saludo y su nombre.

No solo le fascina tu cara, también la voz. Observará atentamente cómo hablan las personas y las voces humanas le llamarán la atención mucho más que los sonidos. Disfrutará intentando repetir sonidos contigo. Seguramente al principio no lo haga bien, pero practicar contigo, mover los labios e imitarte serán vuestros aliados para que finalmente se suelte a hablar.

En este mes comenzará haciendo pedorretas para acabar pronunciando sus primeras y tan esperadas sílabas como MA o KA. ¡Lo que no prometemos es que las repita muy seguidas! Comenzará a balbucear sílabas, pero sentimos decirte que todavía sin intención afectiva.

Es posible que durante estos próximos meses también esté poco sociable. En esta etapa el niño descubre que su mamá es alguien externo y experimenta muchísimas emociones contradictorias: por un lado tiene miedo de perderla pero por otro le encanta explorar el mundo y dar rienda suelta a su curiosidad. Sin embargo, a esta edad puede acostumbrarse bien a otras personas si no lo forzamos. A partir de los 7u 8 meses es más probable que grite o llore si alguien se le acerca.

Desarrollo cognitivo

Su desarrollo en este aspecto evolucionará mucho más eficazmente si habláis con él. En esta etapa es importantísimo hablar mucho con el peque. Hablar de todo. Explicarle el nombre de cada cosa: puré, manzana, chupete, mamá, baño. Adjetivos, cualidades. Todo. Y no solo palabras, también frases cortas. Estimula su desarrollo mental hablándole constantemente y evita en la medida de lo posible los diminutivos ya que, aunque sean una tentación, pueden confundirlo.

Su capacidad de expresión mejora día a día y si oye que alguien se acerca expresará su alegría, incomodidad o inseguridad de forma clara. Si quiere llamar tu atención estirará los brazos para que lo cojas. No dudes en estimularle llamándole por su nombre cada vez que te acerques a él. Estará aprendiendo y fijando su nombre mientras te regala esa sonrisa.

El desarrollo del bebé

LOS JUEGOS Y JUGUETES QUE MÁS LE GUSTAN

Le entusiasman los juguetes de goma espuma o con rellenos blanditos que cambian de forma cuando los toca. También los espejos donde pueda verse.

Ahora que está sentado está en una posición perfecta para jugar con él y experimentar nuevos aprendizajes. Juega a empujar una pelota hacia él para que aprenda que rueda con tu acción y aprenda la relación causa-efecto.

Como ya puede cambiar objetos de una mano a otra también puedes jugar con él a pasarlos, a darte el objeto y dárselo tu a él para que aprenda a compartir, dar y recibir. Aunque lo que más le fascinará probablemente no os entusiasme tanto: coger y dejar caer cosas al suelo.

Los sonidos le siguen estimulando muchísimo. Le encanta ver como vocalizan sus padres, así que le encantará que juegues con él y sobre todo que le hables, que le cuentes todo lo que va pasando con palabras cortas y variadas evitando las largas o complicadas.

También es bueno empezar a ver imágenes mostrarle libros de imágenes para relacionarlas con palabras. Por ejemplo, una imagen de un árbol con la palabra.

Si te apasiona la lectura, no lo dudes, al final de este mes ya puedes introducir a tu pequeño en ese fantástico mundo de imaginación con libros de tela en los que explorar imágenes y texturas.

Los mejores juguetes para bebé

Articulos relacionados